Los números que miran los empresarios y cuáles son sus principales preocupaciones

La situación económica y las elecciones aceleraron el titubeo en el mundo de los negocios. Datos estadísticos de Eduardo Fidanza y Nora D’Alessio revelan un incipiente optimismo en un marco de incertidumbre total.

La situación económica y las elecciones aceleraron el titubeo en el mundo empresarial. Reunidos en un seminario de finanzas celebrado en el Centro de Convenciones Buenos Aires, hombres y mujeres de negocios recibieron reportes estadísticos sobre los candidatos y el rumbo de la economía, al tiempo que expresaron sus verdaderas preocupaciones.

Según las últimas mediciones que presentó la socióloga y psicóloga Nora D’Alessio en el foro, en la última semana de mayo el balance del optimismo para el año que viene empezó a tener algunos puntos en verde. El 48% cree que en 2019 la situación económica será mejor. El incipiente panorama optimista se completa con otro dato novedoso: después de 17 meses el deseo de tener proyectos que implican gastos subió del 45% al 49%, mientras que los planes sin inversiones bajaron de 53% a 51%.

“Son espigas que empezaron a salir”, describió D’Alessio. En los sueños, si las espigas aparecen llenas y maduras indican alegrías, prosperidad y bienestar, pero si brotan vacías y secas es augurio de pobreza y problemas financieros.

<p>Entre las principales preocupaciones figuran la inflación, la incertidumbre económica, la inseguridad, la falta de propuestas para el crecimiento económico y la corrupción.</p>

Entre las principales preocupaciones figuran la inflación, la incertidumbre económica, la inseguridad, la falta de propuestas para el crecimiento económico y la corrupción.

A la hora de indagar en las principales preocupaciones de los argentinos, la consultora aseguró que la inflación sigue a tope. El año pasado el principal problema era la inseguridad, pero ese rubro bajó al tercer lugar y en la segunda ubicación se instaló la “incertidumbre” por el contexto económico. La corrupción quedó en quinta posición. Esa “incertidumbre” se traduce en los altos niveles de endeudamiento.

“Los que pagan cuotas con tarjetas de crédito desean pagar en el primer vencimiento, pero cuatro de cada 10 ya no pueden”, descubrió la especialista en opinión pública. En rigor, un 77% dijo que no paga en fecha cuando un año atrás eran el 68%. Hoy las cuotas reducen un tercio de los ingresos familiares y por definición, es el inicio de un espiral del endeudamiento, porque muchos argentinos piden un crédito para refinanciar las deudas de tarjetas.

Preocupación por lo electoral

El sondeo de D’Alessio IROL reveló que el 82% de los encuestados cree que la Argentina todavía no está preparada para salir de la grieta. “De todas menaras, hay un 10% de personas que quieren ver cómo salir y eso se va a empezar a ver”, remarcó la analista, en referencia a la “Tercera Vía” que expresa Consenso 2030.

En el mismo encuentro empresario, Eduardo Fidanza, director de Poliarquía, consideró que se marcha a una elección sin internas y con sorpresas. “Las PASO no funcionan. Los partidos no aprovechan esa instancia para definir candidato. El 11 de agosto tendrá las características de la primera vuelta y el 27 de octubre un balotaje”, definió desde el panel junto a Nora D’Alessio.

Para Fidanza, el clima electoral está atravesado por una fuerte polarización con atenuación de la grieta ideológica, una jugada “táctica brillante” de Macri al incorporar a Miguel Ángel Pichetto a la fórmula, un peronismo ultra protagonista (5 de 6 aspirantes a presidente o vice lo son) y una resurrección de la “Tercera Vía” que preocupa al oficialismo y kirchnerismo con la postulación de Roberto Lavagna. “Es la elección que encierra más incógnitas de los últimos 35 años de democracia”, subrayó.

El director de Poliarquía, Eduardo Fidanza, aseguró que «la gente está deprimida y probablemente voten por cuestiones económicas».» id=»7350953-Libre-236599474_embed» />

El director de Poliarquía, Eduardo Fidanza, aseguró que «la gente está deprimida y probablemente voten por cuestiones económicas».

Poliarquía detectó que un 23% de los electores votarán al kirchnerismo y nunca al macrismo, mientras que un 19% se inclinará por Juntos por el Cambio y jamás por Cristina. El 43% posee un voto “volátil”, que podría ir a un sector u otro. Pero hay un 14% que son “antigrieta”, lo que formaría la base de la posible “sorpresa” electoral.

Del jueves al miércoles pasado, D’Alessio midió la repercusión del nombramiento de Pichetto en el binomio oficialista. “Casi 48% lo aprobó, lo que no quiere decir que los van a votar, sino que les pareció bien. La aprobación llegó al 80% en votantes de Cambiemos y a 16% entre los kirchneristas”, precisó D’Alessio. Además, la mayoría respondió que en caso de ganar Macri habría mayor gobernabilidad. Fidanza recomendó esperar a que “baje la espuma” y medirlo en tres semanas. “Lo mismo pasó con Fernández-Fernández. Mejor es fijarse en la recuperación de los indicadores de confianza en el Gobierno de los últimos días”, alertó. Su colega registró entre 5% y 6% de repunte en la imagen positiva de Macri y María Eugenia Vidal.

Escenarios electorales

“La mayoría de la gente está deprimida y probablemente voten por cuestiones económicas. En los focus group de clase media y baja dicen ‘todo lo que quieras’ con Cristina, pero cuando ella gobernaba estábamos mejor”, expresó Fidanza, y recomendó al Gobierno evitar una “coalición” entre los que quieren comprar y quieren vender, hoy sumergidos en la misma crisis. “Ahora 12 es más importante que si Pichetto va de vice”, analizó.

El escenario ideal para los Fernández -según Fidanza- requiere un empeoramiento de la situación económica y una alta conflictividad para canalizar el voto castigo contra Cambiemos. Pero además, para lograr el regreso al poder Alberto y Cristina deberían ganar las PASO por 8 puntos, que los mercados los acepten sin que haya una turbulencia financiera y que la expresidente no se vea afectada por las causas judiciales.

Lavagna necesitará que lo apoye una importante porción del peronismo no K y el sindicalismo con Luis Barrionuevo a la cabeza, que la economía no despegue, que los mercados lo consideren una “opción segura” y no acepten a los Fernández y que en las internas de agosto coseche 18 puntos de mínima, al tiempo que Macri debería perder por 8 o más.

Lo cierto es que al día de hoy 4 de cada 10 votantes no tienen decidida su elección y 2 de 10 suponen que se definirán recién en los últimos días previos a concurrir a las urnas.

¿Qué piensan los empresarios?

En este marco, los empresarios se hicieron escuchar. Daniel Herrero, CEO de Toyota Argentina, consideró que para desarrollar cualquier proyecto se necesita previsibilidad. “La lluvia y los impuestos son inevitables, pero entendemos que tienen que ser razonables para ir al mundo a competir. Y tener un horizonte de largo plazo que nos permita hacer inversiones. En cualquier negocio cuando uno inmoviliza plata en un país lo hace para los próximos 10 o 20 años. Necesitamos ese horizonte que permita pelear con las mismas armas y ser competitivos para seguir creciendo”, señaló en el seminario del IAEF.

Federico Tomasevich, de Puente, lamentó que en estas condiciones no pueda haber un mercado de capitales fortalecido. “Subió la deuda y bajó el producto bruto interno. El Gobierno que venga tiene un desafío importante. Las cosas se pueden resolver en la medida en que prime la cordura y la razonabilidad”, planteó.

<p>Federico Tomasevich (Puente) y Diego Fernández (Rofex) durante su exposición en el seminario económico.</p>

Federico Tomasevich (Puente) y Diego Fernández (Rofex) durante su exposición en el seminario económico.

Juan Elías Pérez Bey, del grupo GNP Impuestos, recomendó “crecer en red para generar un mejor ecosistema financiero y un mejor ecosistema de negocios».

Ezequiel Mirazon, socio de PwC, aseguró que el desafío por delante es “lograr consensos que permitan tener una base fundacional para que la Argentina pueda crecer de manera sostenible en los próximos años».

Carlos Moltini, CEO de Telecom Argentina, enfocó sus críticas en la falta de acceso al crédito y pidió más orden. “Nuestros competidores, Claro y Telefónica, son compañías de enorme tamaño a nivel regional. Nosotros tenemos que crecer y tener mayor tamaño. En la Argentina es bastante complejo, tenemos que crecer afuera. Pero para crecer afuera necesitamos una Argentina ordenada. Si no la tenemos, es imposible porque hay que endeudarse, y si tenemos que hacerlo al 8% y el de afuera lo hace al 2% o 3%, hace imposible que una compañía argentina tenga un plan de negocios en ese lugar. Necesitamos tener un país razonable”, subrayó.

El economista y contador público Jorge Saumell, recientemente asumido como presidente del Instituto que organizó el foro, dijo que “más allá del 10 de diciembre, cualquier Gobierno deberá afrontar las reformas pendientes».

El director del Rofex, Diego Fernández, cuestionó la presión impositiva en particular, el tributo a la renta financiera. “Tiene problemas de diseño, de carga burocrática sobre las inversiones, ha sido algo pésimo y debe ser revisado. Es muy negativo para el mercado”, afirmó.

Sigrid Tolaba, vicepresidenta de Southern Trust, advirtió por las preocupaciones de género y admitió que busca potenciar la inclusión de las mujeres en el mundo de las finanzas. “Somos pocas, pero a largo plazo no solo las mujeres se incorporan, la diversidad está ganando espacios. Se incorporan los centennials. Manejar un entorno diverso genera un esfuerzo adicional, pero cuando aprendes a moverte ahí, la riqueza es exponencial en serio”, evaluó en diálogo con ámbito.com.

Tolaba destacó que la crisis y las elecciones despiertan desafíos apasionantes y recordó el trabajo del Comité de Mujeres del IAEF con legisladoras de la oposición y el oficialismo, como Silvia Lospennato y Graciela Camaño. “Hay que trabajar en equipo, encontrar una idea y llevarla adelante. Somos uno de los primeros países en tener ley de cupo en las listas de candidatos, eso lo acordaron todas las diputadas aún con banderas diferentes, y me pareció genial. Pensás diferente pero cuando vas por el bien común te corrés de lo ideológico y es un paso adelante para todos”, agregó.

Fuente: Ambitofinanciero