Los movimientos sociales oficialistas definen este lunes si salen a la calle contra el Gobierno

Los movimientos sociales oficialistas amenazaron y Alberto Fernández debió salir a dar garantías. La Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), que integran el Movimiento Evita, Barrios de PIE, la CCC y el MTE, anunció que se movilizaría contra el Ejecutivo el próximo miércoles en todo el país. El Presidente se reunió con sus principales referentes y prometió no avanzar con un recorte masivo de planes y pagar el Potenciar Trabajo esta semana. Este lunes, las organizaciones terminarán de definir. La relación con el mandatario, sin embargo, quedó malherida.

El viernes fue una jornada intensa para la interna oficialista. La UTEP realizó una asamblea con 5.000 delegados en el Puente Pueyrredón y definió un plan de lucha contra el Gobierno, del que forman parte referentes de las propias organizaciones, que por otra parte amenazaron con abandonar la gestión nacional.

Pero, horas más tarde, Alberto Fernández, y la ministra de Desarrollo, Victoria Tolosa Paz, (una de los pocas funcionarias de Gobierno todavía alineados con el Presidente), recibieron en la Casa Rosada al líder del Evita, Emilio Pérsico, y al secretario general de la UTEP, Esteban “Gringo” Castro. El mandatario también conversó con otro de los líderes del Evita, Fernando “Chino” Navarro, que es funcionario del Ejecutivo.

Alberto Fernández designó a Tolsa Paz en Desarrollo Social, un ministerio clave.
Alberto Fernández designó a Tolsa Paz en Desarrollo Social, un ministerio clave.

La crisis interna se había desatado luego de la filtración de un informe de la AFIP que indicaba que más de 250.000 beneficiarios del plan Potenciar Trabajo declararon Bienes Personales o compraron dólar ahorro, es decir, que no deberían poder acceder al programa. El ministerio de Desarrollo, a cargo de Tolosa Paz, solo suspendió 2.300 planes, y lanzó una auditoría para que todos los titulares del programa validen obligatoriamente su identidad antes del 6 de enero, o quedarían inhabilitados.

“Prometieron que solo se caen los planes con las incompatibilidades habituales y algunos de los que accedieron a dólares. Resta resolver el aguinaldo, el desacople del Salario Mínimo, y regularizar la entrega de alimentos a los comedores. Además no está asegurado que el 5 se empiece a cobrar el programa, lo que sería el primer incumplimiento a lo que la ministra se comprometió”, dijo Gildo Onorato, secretario gremial de la UTEP y referente del Movimiento Evita a TN.

Hoy los titulares del Potenciar Trabajo cobran el 50% del Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM) y la movilidad del plan está atada a la actualización periódica de ese índice, que lo define Consejo Nacional de Empleo, la Productividad y el Salario, integrado por representantes del sector sindical, del empresariado y del Poder Ejecutivo. El Gobierno analizaba desenganchar el Potenciar del SMVM.

Daniel Menéndez (Somos Barrios de Pie), Juan Grabois (MTE) y Emilio Pérsico (Movimiento Evita), caras visibles de los movimientos oficialistas (Diego Paruelo AFV).
Daniel Menéndez (Somos Barrios de Pie), Juan Grabois (MTE) y Emilio Pérsico (Movimiento Evita), caras visibles de los movimientos oficialistas (Diego Paruelo AFV).

El lunes se volverán a reunir los principales referentes de la UTEP para terminar de resolver si mantienen la protesta que estaba prevista para el miércoles en todo el país, con centro en el Obelisco porteño.

“En líneas generales hay voluntad de seguir con lo del miércoles, en todo caso se evaluará el tono. Si el lunes no se paga el Potenciar Trabajo eso va a generar mucha tensión. Pero los incumplimientos son grandes y no hay confirmaciones oficiales. No nos manejamos con trascendidos ni con llamadas de buena voluntad. Esperamos confirmaciones oficiales y expedientes concretos”, agregó Onorato.

Independientemente de lo que suceda con la protesta, la relación entre las organizaciones sociales que integran el Frente de Todos y Alberto Fernández quedó gravemente herida. Hasta ahora, fundamentalmente el Evita, los movimientos fueron el principal punto de apoyo del Presidente en la interna oficialista con el kirchnerismo duro.

En las últimas semanas, el Movimiento Evita se acercó de manera evidente al sector que comanda Cristina Kirchner. El líder de la organización, Pérsico, tuvo encuentros reiterados con Máximo Kirchner y con la propia Vicepresidenta, que ya empiezan a delinear el armado para las elecciones del 2023 en la provincia de Buenos Aires, bastión K y principal distrito electoral del país.

Fuente: TN

Please follow and like us: