Los institutos de formación docente comenzaron a autoevaluarse

Estudiantes, docentes y rectores están transitando por un proceso integral, situado, autónomo y democratizado de evaluación que tiene como fin generar herramientas para la mejora institucional.La Dirección General de Escuelas informa que se está desarrollando la “autoevaluación institucional de los institutos de formación docente”, tanto de gestión estatal como privada, con el fin de obtener datos que serán confidenciales para luego poder fortalecer la calidad educativa de los futuros docentes de la provincia y del país, en el marco del programa nacional Enseñar 2018.

Desde la Coordinación de Educación Superior (CGES) se trabajó durante todo el año para garantizar las condiciones y generar la participación activa de alumnos, docentes y rectores en este proceso que generará herramientas para la mejora educativa.

Asimismo, el proceso de autoevaluación de los institutos de formación docente fue consensuado por distintos organismos y sectores que trabajan para mejorar la calidad del sistema educativo mendocino. Instituciones como UDA, SADOP, universidades estatales y privadas, rectores de los institutos, legisladores de distintas fuerzas políticas compartieron la puesta en marcha, durante la última reunión del Consejo Provincial de Educación y no se registraron objeciones.

Esta iniciativa, que se viene trabajando durante varios años desde el Consejo Federal de Educación y que está establecido en la ley nacional 26.206, se va a desarrollar en cuatro etapas.

Durante octubre ya fueron evaluados todos los estudiantes de los dos últimos años de las carreras docentes y del 1 al 12 de noviembre los rectores y docentes trabajan su evaluación dentro de una plataforma online especialmente diseñada para esta importante acción de autoevaluación.

La primera tuvo que ver con una etapa de sensibilización de la evaluación hacia adentro de cada instituto. En la segunda etapa se trabajó sobre la recopilación de información y en la tercera se desarrolló un taller de autoevaluación. La cuarta etapa se estableció como el momento para elaborar las distintas líneas de acción para el plan de mejora de cada instituto, de acuerdo a sus debilidades y fortalezas.

Esta autoevaluación es un proceso integral, situado, autónomo, participativo y democratizado, y busca que cada instituto pueda superar sus dificultades y aciertos a través de evidencia que sirva para la toma de decisiones que mejoren la formación docente.

Autoevaluación confidencial y anónima para la mejora de la calidad

Los estudiantes fueron evaluados a través de unos cuadernillos enviados entre el 19 y el 24 de octubre por la Secretaría de Evaluación Educativa dependiente del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación.

La evaluación que se aplicó a los estudiantes de los dos últimos años de las carreras de formación docente tiene carácter de confidencialidad y es anónima.

Los alumnos participaron de manera muy activa y no obligatoria y los resultaron recabados se mantendrán en total confidencialidad.

Anteriormente a la autoevaluación, los equipos directivos de los institutos dieron a conocer el sentido y los alcances a toda la comunidad educativa para hacerla participativa y también se realizó un taller para el intercambio y la toma de decisiones.

La evaluación continua es un paso para la mejora de la calidad educativa y los resultados obtenidos servirán para ser analizados y puestos al servicio de cada estudiante que desee formarse como docente y ayudar a cada instituto sobre un proceso autónomo.