Los inspectores de Cauce del Sur provincial se capacitaron en riego acordado

El Superintendente General de Irrigación Sergio Marinelli, junto a funcionarios de Irrigación, brindó una capacitación a los Inspectores de Cauce de las cuencas del río Atuel y río Diamante.

En la Asociación del Atuel Superior, dictaron el segundo taller de Riego Acordado, la nueva forma de entregar el agua que difunde Irrigación, a fin de volver más eficiente el riego.

“Hemos contratado a dos especialistas en una de las principales políticas que estamos llevando a cabo, que es la de tratar de poner un cambio en la mentalidad y forma de regar como es el riego acordado; en él se acuerda cuánta agua y en qué momento se le va a entregar al regante, en la medida que sea factible combinarlo. No todos tienen que hacerlo, este tipo de riego se adapta más a la horticultura”, aseguró Marinelli.

“El especialista español Luis Ruiz es quien está dando este taller y junto a dos jóvenes ingenieros de Irrigación están haciendo la prueba piloto en un canal de Lavalle, el canal Bajada de Araujo. Por otro lado, en el de la medición, también participa el ingeniero José Morábito, para tener un buen balance hídrico y saber si se está regando con eficiencia o no. Luego se les da a los productores unas recetas de riego que hacemos a partir de un convenio con la Universidad de Cuyo y su facultad de Ciencias Agrarias y con el INA”, agregó Marinelli.

Luego de la capacitación el Superintendente se trasladó a la zona de Malvinas, específicamente al canal Perrone, donde puso en conocimiento de los regantes la obra que se encarará esta temporada -muy esperada por ellos- cuya inversión suma $35 millones.

“Este canal está separado del sistema de riego, por eso hay que agudizar el ingenio para poder hacerles llegar el agua que necesitan en tiempos distintos”, sostuvo Marinelli. Esta obra beneficiará a 5.400 hectáreas.

Por su parte el Inspector del canal Perrone, Raúl Real, aseguro que “para nosotros esta obra es muy importante porque implica una seguridad en la operatividad del canal. Esta colonia tiene un perfil particular con respecto al resto del oasis, de cultivos anuales de mucha forrajería, de ganadería; viene a solucionar un problema con la continuidad de un entubado que nos va a permitir una seguridad operativa que no tenemos y que año a año nos viene produciendo importantes daños por las roturas. Esta solución nos implica un cambio en medio de una crisis hídrica importante”.