Los ahorristas que invirtieron en Fondos Comunes no serán alcanzados por el reperfilamiento

Lo confirmó la Comisión Nacional de Valores. Solo quedarán incluidos aquellas personas físicas que hayan comprado Letes o Lecaps luego del 31 de julio.

El anuncio del reperfilamiento de deuda que anunció el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, dejó en una zona gris a algunos fondos comunes de inversión (FCI) que tienen en su cartera títulos públicos incluidos en la operación de renegociación de los pasivos. Horas después del anuncio, el Gobierno confirmó que los ahorristas minoristas que tengan cuotapartes en ese tipo de FCI no estarán alcanzados por la medida, por lo que cobrarán todo en tiempo y forma.

Este jueves por la mañana, los tenedores de inversiones en FCI se encontraron con que no podían disponer libremente de su dinero. Fue una decisión preventiva que tomaron las administradoras de este tipo de fondos para poder clarificar si el alargamiento en los plazos de pago de Letes, Lecaps, Lecer y Lelink y otros títulos de corto plazo impactaba en todos los cuotapartistas.

La cámara que reúne a los Fondos Comunes se reunió este jueves temprano y decidiósuspender «por el día» tanto las suscripciones como los rescates de fondos que tengan en su interior alguno de los títulos que -por decreto- el Gobierno decidió pagar hasta en seis meses. Lacunza prometió en su anuncio que las personas físicas se les pagarán todos los vencimientos como estaban previstos originalmente.

En cambio, a las instituciones (empresas, pymes, bancos) el gobierno le abonará 15% al vencimiento, otro 25% a los tres meses y el resto en seis meses. La duda era cómo serían considerados los FCI que, a pesar de que son administrados por instituciones, tienen en su interior dinero de ahorristas.

La Comisión Nacional de Valores aclaró pasado el mediodía que los ahorristas individuales que invirtieron en Fondos Comunes que tenían títulos públicos alcanzados por el reperfilamiento no serán afectados por el diferimiento de pagos. Por ello, se supone que desde este viernes, o a más tardar el lunes próximo, volverán a poder realizarse normalmente suscripciones o rescates de esos fondos.

Solo habrá una excepción. Aquellos que hayan adquirido sus tenencias de FCI -que tengan Letes, Lecap, Lecer y Lelink- después del 31 de julio, quedarán bajo el esquema de pago diferido. El Gobierno consideró que, de esta forma, puede dejar fuera del pago normal a eventuales compradores especulativos.

Estos instrumentos invierten en acciones y bonos y son preferidos por algunos ahorristas como alternativa al plazo fijo, ya que se pueden rescatar de un día para el otro y no debe esperarse el plazo de vencimiento.

Fuente: TN