Llegó el vuelo de Aerolíneas Argentinas con la segunda tanda de las vacunas rusas

Son 300 mil dosis que se utilizarán para completar la inmunización de los que ya se aplicaron el primer componente. En los próximos días comenzará la distribución por todo el país.

Este sábado poco antes de las 11 de la mañana aterrizó en el aeropuerto de Ezeiza el avión con la segunda dosis de las 300 mil vacunas Sputnik V, proveniente de Rusia. En medio del aumento de casos de coronavirus en todo el país, crecen las expectativas por avanzar con la campaña de inmunización.

El vuelo AR1060 de Aerolíneas Argentinas realizó un recorrido directo hacia Moscú en un Airbus 330-200 matrícula LV-GHQ bajo la denominación de “ferry”. La aeronave viajó solo con 10 tripulantes, entre pilotos y copilotos, que se fueron alternando al comando de la aeronave. Esto implicó la presencia en el vuelo de cinco tripulaciones en forma simultánea compuestas por comandante y copiloto, cuatro en funciones y una de refuerzo, a los que se suman despachantes, técnicos y personal de carga, para llegar al total de 20 personas que van a bordo.

El viaje de ida hasta la capital rusa demandó un total de 15 horas y 9 minutos, un poco menos de las 16 horas previstas inicialmente.

El avión aterrizó antes de las 11 de la mañana. (Foto: captura TN).

“Salió todo muy bien, la meteorología también ayudó, no hubo ningún tipo de demoras”, destacó Pablo Ceriani, presidente de Aerolíneas Argentinas, desde el aeropuerto. Además, confirmó que la empresa cuenta con la capacidad para realizar este tipo de embarques de acuerdo con las necesidades sanitarias. “Depende de cuánto sean las entregas de cada partida iremos acondicionando los aviones. Tenemos capacidad sobrada para hacer la operación con los aviones que tenemos”, sostuvo.

Las 300 mil dosis de la vacuna rusa ya están en el país. (Foto: captura TN).

Esta vez, a diferencia de lo que ocurrió en la ocasión anterior, las dosis no irán a Avellaneda, sino que los llevarán a los depósitos de la empresa de correo Andreani en Malvinas Argentinas. La distribución esta vez estará a cargo de Correo Argentino y la privada solo se encargará de la clasificación. La compañía estatal cuenta con 1350 camiones refrigerados.

El primero, que trajo la primera partida de vacunas, llegó a la Argentina el 24 de diciembre con las 300.000 dosis iniciales que ya están siendo aplicadas en todo el país.

En esta primera instancia de la campaña de vacunación, la población objetivo es el personal de salud entre 18 y 59 años que se desempeña en unidades de terapia intensiva y en laboratorios de microbiología de instituciones ubicadas en los grandes aglomerados urbanos.

Hasta el momento, de acuerdo con un reporte difundido por el Registro Federal de Vacunación Nominalizado (Nomivac), ya se inmunizó a un total de 200.759 personas en 477 localidades de todo el país, todas ellas pertenecientes al personal de la salud.

En cuanto a la situación epidemiológica el ministerio de Salud informó que en las últimas 24 horas se reportaron 13.286 casos nuevos, y suman hasta el momento 1.770.715. Además, desde el inicio del brote se registraron 45.125 muertes.

Las dosis de la vacuna Sputnik V al ser descargadas del avión. (Foto: captura TN).

Los primeros argentinos en recibir la vacuna de Pfizer

En las próximas semanas, Pfizer, la empresa farmacéutica estadounidense, va a vacunar a los voluntarios argentinos que recibieron el placebo durante los ensayos clínicos que se realizaron en el país para probar la vacuna contra el coronavirus. Los participantes de las pruebas, lideradas por el infectólogo Fernando Polack, explicaron a Con Bienestar que se va a dar prioridad a los trabajadores de la salud, para luego, en marzo, inmunizar a los mayores de 60.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) autorizó el uso de emergencia en Argentina de la vacuna desarrollada por Pfizer junto al laboratorio alemán BioNTech a fines de diciembre. La empresa estadounidense hizo una preselección con todos los que trabajan en el ámbito de la salud y se contactó con ellos para, entre esta semana y la que viene, proceder a su inmunización, en caso de que hayan recibido el placebo.

Los ensayos clínicos eran doble ciego, es decir, que una parte de los participantes recibieron la vacuna y otra parte una sustancia inocua, sin que ni los investigadores ni los voluntarios supieran quién está en cada grupo. Por ello, se convocó a los preseleccionados para que se les haga una batería de pruebas y, a las 48 horas, se pueda abrir el sobre en el que se indica qué fue lo que se recibió cada uno.

Fuente: TN

Please follow and like us:
Tweet 20