Lázaro Báez insinúa que era testaferro de Néstor Kirchner

El empresario está preso y fue grabado hablando por teléfono con una de sus abogadas. Allí, dijo que todo lo que tuvo era de “una sola persona que está arriba” que se lo dio “para que lo administre”.

Entre las escuchas legales que grabaron las conversaciones de los presos de la cárcel de Ezeiza, se detectó una conversación que puede modificar la situación procesal de la senadora nacional y precandidata a vicepresidenta Cristina Kirchner. Se trata de un diálogo que tiene uno de los detenidos más célebres de ese complejo penitenciario: el ex constructor de obra pública, Lázaro Báez, detenido con prisión preventiva en un caso de lavado de dinero, y procesado además en el juicio oral por corrupción en el que se investigan posibles desmanejos en contratos de infraestructura estatal que lo beneficiaron, un proceso en el que la ex presidenta es la principal acusada.

En diálogo con una de sus abogadas,Elizabeth Gazaro, Báez, sospechado desde hace dieciséis años de ser el testaferro de los Kirchner, admite que “todo lo que tuve es de una sola persona que está arriba y me lo dio para que lo administre y no lo supe administrar quizás en la forma adecuada que él quiso que lo administrara”, confiesa el empresario.

En ese mismo diálogo, revelado en el programa Informe Central de TN, Báez agrega: “Y cometí errores que cometí y quizás por eso estoy donde estoy. Para tener un acto de reflexión. Y veremos si él me da una oportunidad distinta para no cometer los mismos errores”.