Lavagna calificó las medidas de «inevitables» y afirmó: «Hacienda aceptó la realidad»

El candidato a presidente de Consenso Federal aseguró que las iniciativas para controlar la escalada del dólar se tendrían que haber tomado antes.

Tras el control de cambios anunciado por el Gobierno para controlar la estabilidad del dólar, desde Consenso Federal vieron con buenos ojos esta nueva política monetaria del Ejecutivo. El líder de este espacio, Roberto Lavagna, sostuvo que eran medidas «inevitables» y reconoció la actitud de Hernán Lacunza. «Creo que el Ministerio de Hacienda aceptó la realidad».

En un breve diálogo con la prensa, el candidato a presidente cuestionó que la deuda que el presidente Mauricio Macri tomó en su mandato «fue muy importante» y que la «economía parada» no fue un buen condimento para esa estrategia económica. «Era evidente que en el algún momento iba a terminar generando situaciones como las que estamos viviendo», aseveró.

En ese sentido, recalcó que las nuevas autoridades de Hacienda «mostraron capacidad para reconocer la situación». Lavagna insistió: «Aceptar la realidad siempre es beneficioso», ya que permite tomar medidas y políticas que corresponden «con lo que está pasando».

Con respecto a las restricciones impuestas por el Ejecutivo para la compra y venta de dólares, el exministro de Economía sostuvo que se tuvieron que haber tomado antes, ya que eran «inevitables».

De cara a las elecciones generales, Lavagna sostuvo que todos los espacios tienen que contribuir para que la situación «sea lo más tranquila posible». «No solo para que el Gobierno actual termine bien, sino para que el que venga también empiece bien y pueda tener margen para fijar sus propias políticas», argumentó.

A partir de este lunes, los ahorristas podrán comprar hasta U$S10.000 por mes para atesoramiento y no podrán transferir más de esa cantidad a cuentas no propias que estén en el exterior.

Con respecto a los exportadores, deberán ingresar las divisas dentro de los cinco días hábiles desde el cobro o dentro de los 180 días después del permiso de embarque. En el caso de las commodities, el tope será 15 días.

Según el DNU, las empresas no podrán adquirir dólares para atesoramiento. Desde el Banco Central (BCRA) dejaron trascender, para intentar llevar calma en este contexto, que nadie, ya sea personas humanas o jurídicas, están limitados para extraer divisas de sus cuentas. El Gobierno tampoco pondrá impedimentos al comercio exterior ni restricciones sobre viajes.

Fuente: TN