La Provincia reglamentó la Ley de Promoción y Desarrollo de la Industria Audiovisual

La norma impulsa la producción audiovisual local, la generación de valor y de empleo. Además, dota al sector de herramientas de promoción y fondos dinámicos para posicionar a nivel global la producción mendocina.

El ministro de Economía y Energía, Enrique Vaquié, junto a la ministra de Cultura y Turismo, Mariana Juri, presidieron la reunión con representantes del sector audiovisual, entre ellos el clúster Film Andes, para presentar formalmente la reglamentación de la Ley 9058, de Promoción y Desarrollo de la Industria Audiovisual.

“Es un sector importante, y lo será mucho más con el paso del tiempo. Debemos estar presentes para trabajar en políticas públicas que les sirvan al sector privado, que invierte y crea. El trabajo conjunto, tanto entre los ministerios de Economía y de Turismo y Cultura, como con el sector privado, es la forma de funcionamiento en el mundo moderno. La industria audiovisual es una actividad que potencia otras actividades económicas porque presenta nuestros paisajes y posiciona la provincia en el exterior”, explicó Enrique Vaquié.

Por su parte, la ministra Juri agregó que “la actividad audiovisual es generadora de empleo, principalmente de mano de obra joven, porque son quienes han entendido mejor las oportunidades que ofrece este sector. Desde el Gobierno los vamos a acompañar y aún más teniendo la formación del recurso humano en nuestras universidades -tanto públicas como privadas-, que apuestan a la profesionalización del sector. Insisto también en que cualquier locación de Mendoza en una película, un corto o un spot publicitario genera inimaginables beneficios a través de su promoción”.

Los ministros Enrique Vaquié y Mariana Juri presentaron la reglamentación de la Ley 9058, de Promoción y Desarrollo de la Industria Audiovisual.

La Ley 9058, sancionada en 2018, establece como autoridad de aplicación al Ministerio de Economía y Energía, a través de la Subsecretaría de Industria y Comercio, que otorga los beneficios impositivos correspondientes a las actividades industriales y establece instrumentos financieros para potenciar el sector.

El sector audiovisual mendocino emplea de forma directa a unas 3.000 personas, número que se incrementa considerablemente con el desarrollo de más de 200 proyectos gestados desde 2018 y que incluyen cine, series, documentales y animación, entre otras nuevas iniciativas.

Es un sector muy dinámico y, según sus proyecciones, desde la actualidad y hasta el año 2021 se podrían realizar inversiones que superan los US$50 millones, con una generación de empleo de alrededor de 6.000 puestos de trabajo y ventas proyectadas por aproximadamente US$80 millones.

Los funcionarios se reunieron con representantes del sector audiovisual.

La reglamentación de esta ley establece el Registro de Empresas Audiovisuales, la creación de Mendoza Film Commission y permite la generación de fondos de inversión, para incubación y aceleración de proyectos, como también fondos de garantía, mediante la creación de un fideicomiso.

Con este paso, el sector audiovisual tiene tratamiento de industria y podrá promover la producción de contenidos de todo tipo, corto, medio y largo, documentales, comerciales y videojuegos, cualquiera sea su sistema de registro y almacenamiento.

Además, gozará de los beneficios impositivos previstos en “la legislación vigente y en la que se dictare en el futuro para la actividad industrial”, de acuerdo a lo establecido por la Ley Provincial  8770 (artículo 8).

La economía creativa, una oportunidad de desarrollo para Mendoza

Si la economía creativa o naranja fuera un país, sería la cuarta economía del mundo, ocuparía el noveno lugar como exportadora de bienes y servicios y representaría la cuarta fuerza laboral del planeta.

Basada en el talento, la propiedad intelectual, la conectividad y la herencia cultural, es una tendencia mundial afianzada en los países desarrollados y creciente en América Latina y el Caribe.

Las grandes ventajas de Mendoza para el desarrollo de la industria audiovisual son las locaciones inexploradas: escenarios naturales y arquitectónicos inéditos, aptos para producciones audiovisuales. La provincia tiene cuatro estaciones marcadas, escaso régimen de lluvias y buen clima, con días de sol y cielo nítido.

La variedad étnica y cultural de Mendoza es otra de sus fortalezas. Descendientes de italianos y españoles conviven con inmigrantes de países limítrofes, herederos de minorías germanas, árabes y asiáticas, y descendientes de pueblos originarios. Todos ellos, potenciales actores de reparto.

Entre las locaciones a descubrir por esta industria se destacan los paisajes: desde la Cordillera de los Andes hasta las dunas el desierto de Lavalle, o las áreas naturales protegidas con el imponente Cerro Aconcagua.

También hay superficies cultivadas y pueblos somnolientos, la Ciudad de Mendoza con su parque General San Martín, ríos, lagunas y embalses. La flora y fauna de Mendoza también suma bellezas particulares. La arquitectura es otro atractivo, desde el edificio del Banco Hipotecario hasta la avenida Emilio Civit, con sus residencias señoriales.

Además, Mendoza permite la realización audiovisual en distintas épocas del año y filmar en contra temporada del hemisferio Norte. El punto fuerte del clima, con estaciones del año bien diferenciadas, se potencia por el escaso régimen de lluvias: con más de 300 días de sol al año y un cielo nítido, constituye el set ideal para cualquier producción.

Please follow and like us:
Tweet 20