La provincia presentó al Banco Mundial proyectos para gestión de riesgos agropecuarios

De aprobarse, la entidad monetaria financiaría con 11 millones de dólares planes de manejo de fuego, el fortalecimiento de la Dirección de Agricultura y Contingencias y el riego acordado de Irrigación.

El subsecretario de Agricultura y Ganadería, Alejandro Zlotolow, recibió a una misión del Banco Mundial que visitó la provincia para poner en marcha el Programa de Gestión Integrada de Riesgos Agropecuarios (GIRSAR).

Su propósito es contribuir con el Estado para fortalecer el sistema agroindustrial, en especial apuntando a la reducción de vulnerabilidad de productores expuestos a riesgos climáticos y de mercados.

Para llevar a cabo los tres planes, la Provincia deberá invertir U$S14.200.000, de los cuales el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), una de las cinco instituciones que integran el Grupo del Banco Mundial, financiaría U$S11 millones.

El plazo de ejecución de los proyectos es de 5 años y el de devolución del préstamo es de 30 años.

¿En qué consisten los proyectos?

El plan de Manejo Integrado del Fuego tiene como propósito aumentar la producción ganadera reduciendo las pérdidas económicas y ambientales ocasionadas por incendios forestales que afectan a productores rurales.

La idea con la que se pretende fortalecer el Sistema de Prevención y Control de Incendios Forestales de la provincia se basa en la construcción, con el correspondiente equipamiento, de tres bases contra incendios en Monte Comán,  Ñacuñán y La Paz.

Además, el plan incluye la incorporación de equipos de avanzada y la capacitación de los técnicos del Programa Provincial de Lucha Contra el Fuego, como también a los productores involucrados.

En el caso del Fortalecimiento Institucional de la Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas, el proyecto presentado se fundamenta en mejorar la eficacia del sistema de mitigación de contingencias, predicción meteorológica y alertas e información al productor.

La inversión apunta a perfeccionar el Sistema de Lucha Antigranizo para reducir los daños producidos en cultivos por tormentas, actualizar la red de estaciones agrometeorológicas y ampliar la zona de influencia de las estaciones meteorológicas de la DACC hacia el secano a fin de generar las alertas de helada y sequía en esta zona. Contar con esta información permitirá una adecuada caracterización del área y así, tomar decisiones con mayor precisión y fundamento.

El proyecto de modernización del sistema hídrico provincial (riego acordado) consiste en la construcción de reservorios sobre la cuenca del río Diamante (40.000 m3) y sobre la cuenca del río Tunuyán Inferior en el canal reducción Los Andes (350.000 m3). Los beneficiaros son 169 y 870 productores respectivamente.

Por otra parte, técnicos del INTA Rama Caída y del Clúster Ganadero presentaron una propuesta para implementar un seguro por sequía para el sector ganadero, a partir de la determinación por imágenes satelitales de anomalías del índice verde.

Tras la presentación de los proyectos, la misión del Banco Mundial mostró su conformidad con el trabajo local.