La provincia avanza con el sistema interconectado de acueductos ganaderos

Mañana el Gobernador Alfredo Cornejo junto al Superintendente General de Irrigación, Sergio Marinelli, pondrán en marcha el acueducto Bowen-Canalejas. S

Mientras se pone en marcha el Acueducto Bowen-Canalejas, y el de Monte Comán-La Horqueta acaba de ser licitado, el Gobierno espera la aprobación legislativa para recibir el financiamiento internacional y encarar las obras que irrigarán 376.400 hectáreas del departamento de La Paz y beneficiará 105 productores.

Este proyecto forma parte de un anillo compuesto por un sistema de conducción de agua limpia para darles de beber a los animales, que tiene como fin de ampliar la frontera productiva, incrementar la rentabilidad y sustentabilidad de la producción ganadera y mitigar la desertificación de la zona de cría mediante la provisión de líquido que permita racionalizar el pastoreo. La obra implica una inversión de US$ 11.468.441 para instalar una red troncal y derivados de 483 kilómetros que abarcará el 52% del territorio departamental.

La falta de agua pura para darles de beber a los animales es una de las principales preocupaciones de los productores del secano mendocino. Por eso la necesidad de introducir un sistema de distribución del suministro es un antiguo reclamo de los ganaderos, que pretenden desarrollar una actividad sostenible y en crecimiento.

Bowen- Canalejas

La obra de más de 600 kilómetros de longitud, no sólo abastecerá de agua de calidad al ganado, sino que además mejorará sustancialmente la productividad del sector en la zona, donde no existía hasta ahora una infraestructura semejante, con un crecimiento considerable de la receptividad de la tierra.

Por eso el fin mayor de esta obra es el de contribuir de manera concreta al desarrollo productivo ganadero y a la mejora de las condiciones de vida en el secano del Departamento de General Alvear, para el uso integral del territorio acorde a su potencialidad.

Este Acueducto Ganadero nace en dos puntos estratégicos de extracción de agua subterránea, mediante el uso de perforaciones, y de allí se conduce al reservorio de almacenamiento comunitario. Luego es elevada a un tanque especial para presurizar el sistema y conducirlo por la red de tubería, abasteciendo a cinco grandes ramales (Los Huarpes, Corral de Lorca, Mora Norte, Mora Sur y Ruta Nacional 188), conjuntamente con otros 17 ramales secundarios.

A cada campo le llegará el agua, mediante bornas especialmente diseñadas con sus respectivas válvulas, caudalímetros y demás instrumentos, a lo largo de los 600 kilómetros. Es decir que se extiende aproximadamente sobre el 65% de la superficie del Departamento de General Alvear, beneficiando un territorio de unas 950.000 hectáreas, e incluyendo sobre todo a los Distritos de Bowen y San Pedro del Atuel.

Esta obra beneficia a más de 220 usuarios mediante 130 puntos de entrega.

Además, el Departamento General de Irrigación está trabajando con el sector ganadero organizado, para la formación de una Inspección de Cauce, dadas las características del acueducto. Por otra parte, no es casual que esta obra sea la primera en contemplar el complemento entre el área del secano y el área bajo riego, como una forma de crear y multiplicar posibilidades de crecimiento.