,

La postura de San Lorenzo ante la crisis económica

El Ciclón, como el resto de los clubes, deberá afrontar un futuro financiero complicado. Varios directivos se refirieron al tema…

La pandemia por coronavirus que llevó a suspender la Copa Superliga y todas las actividades de los clubes, al igual que ocurrió con el país en casi todos sus ámbitos, deja a los clubes en una situación económica y financiera complicada. Prácticamente sin ingresos y con gastos corrientes fijos bastante elevados, los números amenazan con quedar en rojo.

Es por eso que todas las instituciones ya empezaron a cranear algunas alternativas para enfrentar esta situación en el futuro más próximo. Incluso, este jueves, en la reunión virtual de CD que llevaron a cabo los directivos del Ciclón, el presidente, Marcelo Tinelli, fue la voz cantante y una de las cuestiones en las que se hizo hincapié fue en asegurar el sueldo de los empleados.

Hace unos días, el tesorero cuervo, Norberto Mañas, charló con Olé y explicó que la decisión institucional fue “priorizar la cuestión sanitarias”, por eso tomaron medidas drásticas como cerrar las instalaciones, incluso antes de que lo demandara el GCBA. “Es una situación complicada, hoy el único ingreso son las cuotas sociales que se cobran por tarjeta de débito y crédito”, explicó.

Además, el empresario farmacéutico destacó que el club trabaja para cumplir con sus afiliados: “Resolvimos que les haremos un reconocimiento económico proporcional en las cuotas y en las actividades pagas”. Uno de los mayores conflictos es que nadie tiene la certeza de cuánto durará el parate, lo que hace difícil la planificación. “Todos los clubes estamos preocupados y tendremos que trabajar conjuntamente con la AFA, la FIFA y el Gobierno para reacomodar esto”, señaló.

Por su parte, Miguel Mastrosimone, quien lleva varios años en el cargo, también se refirió al problema que atraviesa el CASLA y el resto de las instituciones. “Todos los que componemos el fútbol argentino debemos sentarnos en una mesa y buscar lo mejor para todos los sectores. Futbolistas, dirigentes, el gremio de los jugadores… Llegar entre todos al mejor lugar”, afirmó en charla con La Cicloneta.

Mientras que también se refirió a los afiliados: “Estamos diseñando proyectos para que los socios se queden en el club, cuando pase este mes veremos cuántos dejaron de pagar y, de ahí en más, brindarles las alternativas que podamos. Vamos a cuidar a nuestros socios”, aseguró.

Pero sin dudas, Carlos Rosales, protesorero, fue el más fuerte en sus declaraciones. “Me asombra que se quiera minimizar una pandemia mundial, con la cantidad de vidas que se está cobrando y con las medidas tan fuertes que está tomando el Gobierno. Todos los clubes de todas las ligas están renegociando contratos; nosotros no podemos ser ajenos a eso”, disparó, en respuesta a Sergio Marchi, titular de Agremiados, quien había dicho que los clubes no podían poner de “excusa” el coronavirus.

“Hay que discernir entre los juveniles, que tienen sus primeros contratos, y aquellos jugadores ya hechos, que son justamente los más solidarios y quienes más presente tienen la situación”, sostuvo en una nota a Clarín. Y enseguida agregó: “Confiamos en que solidariamente acompañen a los clubes que les dan trabajo en esta situación”.

Fuente: Olé

Please follow and like us:
Tweet 20