La OMS y Unicef celebraron la ley de etiquetado frontal: «Constituye un hito histórico»

«Está elaborada bajo los criterios del modelo de Perfil de Nutrientes de la OPS, formulados con la mayor rigurosidad científica y libre de conflictos de intereses», valoró Jané Llopis, representante de la Organización Mundial de la Salud en Argentina. 

La Organización Panamericana de la Salud /Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), Unicef y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) celebraron este miércoles la sanción de la Ley de Promoción de la Alimentación Saludable, conocida como de etiquetado frontal, y consideraron que se trata de «un hito histórico para la mejora de la alimentación, en la salud pública, y en la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes».

«Esta ley es un logro muy importante y es parte de un proceso de trabajo con legisladores que iniciamos hace más de cuatro años, aportando evidencias y experiencias, y que también contó con un rol muy activo de la sociedad civil», afirmó la representante de la OPS/OMS en Argentina, Eva Jané Llopis, en un comunicado.

Llopis remarcó que «constituye un hito histórico para la mejora de la alimentación, en la salud pública, y en la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes».

norma permitirá informar a la población a través del etiquetado frontal con advertencias en los envases de aquellos productos comestibles y bebidas sin alcohol que contengan exceso de nutrientes críticos, como azúcares, grasas saturadas, grasas totales y sodio, tomando como referencia el Modelo de Perfil de Nutrientes de la OPS.

«Está elaborada bajo los criterios del modelo de Perfil de Nutrientes de la OPS, formulados con la mayor rigurosidad científica y libre de conflictos de intereses, lo que convierte a Argentina en un modelo a seguir para otros países de la región y el mundo», detalló.

En tanto, desde Unicef remarcaron que la ley «beneficia a toda la sociedad argentina, especialmente a las familias más vulnerables que evidencian un 21% más de obesidad que las de ingresos altos; las brechas sociales de la obesidad se incrementan según empeoran las condiciones socioeconómicas y las y los adolescentes de menores ingresos tienen un 31% más riesgo de padecer obesidad».

Las tres organizaciones de las Naciones Unidas señalaron que la norma impactará en un mejoramiento de la salud a raíz de la disminución de factores riesgo producto de la mala alimentación.

Además, sostuvieron que contribuirá a que Argentina avance en línea con la Agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que establece como meta «poner fin a todas las formas de malnutrición y reducir en un tercio la mortalidad prematura por enfermedades no transmisibles», agregó el texto.

A nivel regional Argentina se suma a Chile, Colombia, México, Perú y Uruguay que tienen leyes de etiquetado frontal para que la población pueda tomar decisiones informadas a la hora de decidir la compra.

Adicionalmente, al igual que en México, la nueva ley argentina avanza aún más al restringir el uso de avales nutricionales o de salud (por ejemplo, «fuente de vitaminas», «mejora su tránsito intestinal») en el etiquetado de productos que llevan una o más de las advertencias y también requiere la presentación de alertas sobre edulcorantes.

Fuente: Télam

 

Please follow and like us: