,

La final anticipada de las Finales que no esperaban en la Bahía

En una competición con una dinámica tan marcada y tan larga como una serie de NBA no debería esperarse que un segundo partido fuese una final anticipada. Pero las Finales de la NBA llegan a la segunda parada en el Chase Center de San Francisco con la obligación por parte de los locales, Golden State Warriors, de no enfrentarse a un imposible prácticamente. Remontar un 0-2 a los Celtics, con tres citas en el TD Garden.

Los Warriors llegan con dudas al segundo partido. Son lógicas, porque su explosión anotadora en el primer partido no sirvió para hacer lo que llevaban logrando durante toda la post-temporada: romperlo. Curry estuvo indetectable y solo, pero los Celtics se engancharon de la mano de sus jugadores menos estelares. En buena parte debido a un Jayson Tatum desdibujado -aunque brillante desde el punto de vista de la visión de juego y las asistencias-. Un cóctel en el que los de Kerr solo recibieron.

Video thumbnail
Al Horford, el resucitado de los Celtics: tumba a los Warriors con 26 puntos y 6 triples

Udoka, con cambios y ajustes de entrenador, deparó que el partido se diese la vuelta y resolviese favorable a los Celtics. Golpe sobre la mesa, por la reacción que dejó en ‘shock’ a los Warriors. Y es importante para el segundo partido, porque fue en base a la profundidad de la rotación, los ajustes y conseguir inteligencia sin balón en la mano. Una mezcla, en la que emergieron Payton Pritchard y Derrick White, y que puede repetirse porque es seña de identidad de Boston.

Así las cosas, los Warriors deben reaccionar en San Francisco. Es la primera vez en todos los playoffs en la que regalan el factor cancha para empezar. De hecho, la mayor parte de la derrotas venían dadas por poca intensidad desde la salida y el desacierto de sus estrellas. Ante Boston fue el desastre de su segunda unidad y que con el regreso de los mejores no entendiesen cómo reaccionar. Si no consiguen defender los cambios de Boston y cerrar el tiro volverán a sufrir. Sin conocer con qué resultado, pero no es un buen pronóstico.

Steve Kerr dijo en las últimas horas que «era importante pasar página y entender las subidas y bajadas durante las eliminatorias». También que habían estudiado la reacción de los Celtics. Saben que tienen el arma del ritmo y el tiro exterior, pero a ello debe sumarse más efectividad defensiva y un cambio de ritmo que se desconoce si tienen. Por ahí pasarán sus opciones.

Fuente: Marca.com

Please follow and like us: