La embajada argentina en Bolivia refugió a un ministro clave de Evo Morales y mandan refuerzos de seguridad

Es el ministro de Gobierno, Carlos Romero. Llegó el domingo a la representación diplomática. Enviarán gendarmes para reforzar la custodia de la embajada.

El gobierno argentino aceptó dar refugio a un importante miembro del renunciado gobierno de Evo Morales. Se trata de quien fue su ministro de Gobierno, el poderoso Carlos Romero, que se encuentra desde el domingo protegido en la embajada argentina ante La Paz.

No se descarta que, a solicitud de los renunciados funcionarios bolivianos, la Argentina pueda recibir más asilados. Con todo, el domingo, el presidente Mauricio Macri, negó que se lo hubiera ofrecido a Morales. México, en contraste, ofreció asilo a veinte miembros del gobierno de Evo en su embajada en La Paz.

La sede diplomática argentina en Bolivia, que está al mando del embajador Normando Álvarez García, está recibiendo refuerzos de la Gendarmería enviados por el Ministerio de Seguridad, una medida similar a la que se tomó en Chile luego del ataque a la representación diplomática argentina en Santiago, ocurrido la semana pasada.

Argentina tiene su embajada en La Paz y hay seis consulados nacionales en todo el territorio boliviano. En la sede de la capital trabajan seis diplomáticos argentinos y veinticinco empleados locales.

El embajador, que se encuentra en la sede argentina en la capital boliviana, fue entrevistado este lunes por radio La Red. Allí, dijo: «No hubo un golpe como estamos acostumbrados… fue una interrupción del orden constitucional, pero en base a la gran conmoción social». Esa conmoción fue originada a raíz de las denuncias de la oposición boliviana sobre las supuestas irregularidades en las elecciones de octubre.

El presidente electo Alberto Fernández había señalado que en Bolivia se consumó un golpe de Estado. Y lanzó un tuit atacando a la administración Macri. «Me tranquiliza ver que en el oficialismo hay gente con la dignidad democrática de la que otros carecen», escribió por Twitter Fernández.

 

Fuente: Clarín