La creación de la Oficina Municipal de Adopción no podrá ser tratada hasta dentro de un año

El tema fue tratado este miércoles en la sesión del Concejo Deliberante pero el bloque justicialista votó en contra y no pudo ser aprobado.

El miércoles 10 de octubre el bloque de concejales oficialistas (Somos Mendoza) se negó a tratar sobre tablas la creación de una oficina en la Municipalidad, destinada a las gestiones de adopciones. El tema pasó a Comisiones y este miércoles fue incluido en la Orden del Día; no obstante, más allá de que fue tratado en el recinto, fue rechazado por 7 votos a 6 (voto doble del presidente Ricardo Vergara) y no podrá ser tratado hasta dentro de doce meses.

El proyecto 4709-B-2017, presentado por Gisela Caballero (bloque UCR-FCM), apunta poner en funcionamiento -en el ámbito de la Secretaria de Gobierno- una oficina que brinde asesoramiento y asistencia interdisciplinaria a aquellas personas que deseen adoptar o ya lo hayan hecho, facilitando el acceso a la información referente al proceso y acompañando a transitar a los involucrados en situaciones difíciles.

Gisela Caballero.

Este mediodía, la diputada María José Sanz; Gisela Caballero y el coordinador de la Oficina Municipal de Adopción de Guaymallén, Antonio Romeo, brindaron una conferencia de prensa en la que se refirieron al particular.

No dieron posibilidad de tratarlo en Comisiones y no dieron la oportunidad de debatirlo en el  recinto. Gisela Caballero.

Caballero destacó que el proyecto “durmió” un año en Comisiones y no significa costo para la Municipalidad ya que en la planta se cuenta con recurso humano acorde para implementarlo.

La edil indicó que el voto negativo de sus pares justicialistas no fue acompañado de ninguna explicación y lamentó que no hayan “querido entender la necesidad de tener la oficina en San Rafael”.

Si bien se mostró dolida por la situación (destacó que primó el interés de la política partidaria por sobre la pública), dijo que seguirán luchando y recordó que la oficina ha sido creada en distintos departamentos de la provincia como Godoy Cruz, Guaymallén y General Alvear y se crearía también en Tunuyán.

La concejal destacó que la iniciativa surgió cuando María José Sanz era concejal y ella la retomó. También destacó que la hoy diputada presentó en 2017 una declaración que aconseja a los municipios que aún no tengan una Oficina de Adopción, que la creen; “fue votada por unanimidad, es decir que los legisladores justicialista apoyan que las Municipalidades tengan las Oficinas pero los concejales (del mismo partido) dicen que no, sin justificativos”, cerró Caballero.

Por su parte, Antonio Romeo señaló que adoptó a dos hermanas que en su momento iban a cumplir 6 y 14 años.

Por el hecho, surgió la idea de crear un espacio donde los pretensos adoptantes y los padres adoptivos fueran contenidos y trabajaran conjuntamente con el Registro Único de Adopción (RUA).

Antonio Romeo.

Romeo indicó que a los padres adoptivos y pretensos adoptantes, lo primero que se les dice es “no”, ya que a veces se tienen miedos y/o se manejan con mitos.

También destacó que la Oficina Municipal de Adopción de Guaymallén fue creada en 2013 por un gobierno justicialista, algo que celebró; luego, añadió, fue creada por el gobierno de San Martín (también justicialista) y en otros lugares del país, como Campana, La Plata y Río Cuarto.

“El tema es trabajar con la pareja y prepararla para que tenga la información necesaria a la hora de formar una familia y pueda decir sí o no”, destacó Romeo, quien indicó que hay varias tareas que se puede realizar, como asesoramiento individual y grupal, entre otras.

A veces se habla sin fundamentos y hay mucha desinformación. Antonio Romeo.

A su vez, la diputada María José Sanz se mostró triste por la cantidad de futuros padres y chicos que están deseosos de formar parte de una familia, y destacó la importancia de tener una Oficina en San Rafael, indicando que el departamento está lejos del RUA (en Mendoza).

María José Sanz.

“Para realizar los trámites de adopción es necesario viajar varias veces, lo que puede provocar que una familia se canse y desista”, destacó.

Además recordó que en la Legislatura Provincial se debate el Código Procesal de Familia (enviado por el gobernador Alfredo Cornejo), que pone el acento en acortar los tiempos de adopción. En esa línea diferenció la gestión provincial de la departamental, diciendo que “el gobierno municipal le da la espalda a los chicos y papás que quieren concretar una familia”.

En el final de su alocución, Sanz llamó a la reflexión a los ediles justicialistas.