La Corte Suprema posterga la definición sobre los jueces que el Gobierno intenta remover

Los integrantes del máximo tribunal mantuvieron una reunión virtual en la que trataron los casos de Bertuzzi, Bruglia y Castelli.

La Corte Suprema postergó la definición de la situación de los jueces que el oficialismo quiere desplazar de sus cargos, en una reunión virtual entre sus integrantes. Debatieron sobre los casos de Pablo Bertuzzi, Leopoldo Bruglia Germán Castelli, que el kirchnerismo busca que vuelvan a los juzgados que ocupaban previo a los traslados que se realizaron durante el gobierno de Mauricio Macri. No hubo un pronunciamiento, que podría ser el próximo jueves.

Marcelo Bonelli adelantó en TN.com.ar que el máximo tribunal se pronunciaría con un fallo “intermedio” entre los jueces y el Gobierno. Se inclinaría por mantenerlos en sus cargos pero como subrogantes, de manera transitoria hasta que esos puestos sean concursados.

Castelli intervenía en la preparación del juicio oral por la causa de los cuadernos de las coimas, en la que la vicepresidenta es la principal acusada. Mientras que Bertuzzi y Bruglia como miembros de la Sala 1 de la Cámara Federal porteña tuvieron un rol clave en la revisión de expedientes que involucraron a Cristina Kirchner y exfuncionarios kirchneristas.

Hay absoluto hermetismo entre los jueces del máximo tribunal, tensión e intrigas. Los ministros preparan un fallo que tendrá un fuerte impacto político, ya que es la vicepresidenta la que impulsa la avanzada contra los magistrados que intervinieron en casos de corrupción. La Corte ya aceptó el per saltum de los jueces y ahora debe definir la cuestión de fondo.

Se prevé que Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti ratifiquen en sus cargos a Bruglia, Bertuzzi y Castelli, aunque de manera transitoria. En este caso volverán a ocupar sus cargos actuales pero no de forma definitiva, sino hasta que se elijan nuevos jueces para esos puestos. Hay hermetismo en cuanto a la decisión del presidente de la Corte Carlos Rosenkrantz y de la vice, Elena Highton de Nolasco.

Podría haber un fuerte mensaje de la Corte a Cristina Kirchner, ya que los jueces intentarán emitir un fallo unánime o que al menos tenga cuatro firmas a favor. De esta manera mostrarían unidad ante los embates de la vicepresidenta, en momentos de fuerte tensión entre el Gobierno y la Corte.

La diputada del Frente de Todos Vanesa Siley promueve el juicio político contra Rosenkrantz “por mal desempeño y eventuales delitos en el ejercicio de sus funciones”. La legisladora lo acusó de “haber favorecido y muchas veces asegurado la impunidad de los responsables del terrorismo de Estado mediante sentencias contrarias al derecho vigente”.

Su par de bancada Leopoldo Moreau redobló la ofensiva y amenazó con avanzar con un pedido de juicio político contra todos los integrantes del máximo tribunal. El legislador planteó en una entrevista a Radio Con Vos: “Creo que el juicio político lo que plantea es un escenario de discusión. Esta es una Corte agotada que juega al truco más que apoyarse en decisiones jurisprudenciales”.

El caso

El oficialismo rechazó el traslado de diez jueces durante la gestión de Cambiemos, entre ellos Bertuzzi, Bruglia y Castelli, al argumentar que se decidieron sin cumplir una serie de requisitos. Consideraron que no se respetaron las jurisdicciones, las competencias ni las jerarquías y que faltó la aprobación del Senado.

Los magistrados aseguran que sus traslados se hicieron con la normativa vigente y que el máximo tribunal determinó en su acordada 7/18 que estos movimientos dentro de la jurisdicción federal no necesitan de la intervención de la Cámara alta para realizarse.

El kirchnerismo primero impulsó el desplazamiento desde el Consejo a la Magistratura, donde se aprobó -con el rechazo de Juntos por el Cambio- la revisión de traslado de diez jueces durante el gobierno de Macri, al plantear que hubo irregularidades. La revisión pasó al Senado, que rechazó tres de esos traslados, y luego el presidente Alberto Fernández oficializó la medida por decreto. La Corte frenó esos traslados y le ordenó a la Magistratura que no cubra los puestos hasta que resuelva la cuestión de fondo.

Bruglia y Bertuzzi integraban un Tribunal Oral Federal en Comodoro Py y durante la presidencia de Macri fueron trasladados para cubrir dos vacantes en la Cámara Federal porteña, que revisa las decisiones de los doce juzgados federales de este tribunal. Mientras que Castelli pasó de un tribunal oral de San Martín a uno oral federal de la Capital.

Fuente: TN

Please follow and like us:
Tweet 20