La Cámara Joven desarrolló una reunión de intercambio con sus pares de Japón

Este sábado la Cámara Joven, perteneciente a la Cámara de Comercio, Industria y Agropecuaria, realizó una reunión virtual vía Zoom con la Cámara Joven de Himeji, ciudad localizada en la prefectura de Hyōgo (Japón).

Después de casi un mes de trabajo y gestión, se logró acordar una primera reunión en la cual el presidente de la Cámara Joven de la ciudad nipona, Maruo Shingo, y el de la Específica sanrafaelina, Gerardo Garino, presentaron a parte de su equipo de trabajo que estaba presente.

La actividad contó con la ayuda fundamental en la traducción de Seiko Okano y Mario Katafuchi.

El encuentro comenzó con la realización de preguntas pautadas con anterioridad, relacionadas con la producción del país oriental, su desarrollo económico, situación laboral, empresarial y gubernamental, y con cómo le hicieron frente a la pandemia de Coronavirus.

Desde el otro lado del mundo destacaron que, así como San Rafael, Hyōgo es fuerte en la producción y exportación de vinos, pero con el Sake (bebida alcohólica a base de arroz). También dejaron sus impresiones y destacaron lo que conocían de Argentina, al tiempo que se refirieron a la situación laboral actual y expusieron su mirada a futuro.

Por otra parte, puntualizaron quiénes pertenecen/pertenecieron a la organización Junior Chamber International (JCI), que tiene gran presencia en todo el mundo. Vale destacar que algunos de los fundadores de la Cámara Joven también fueron miembros de ella.

La charla (de 1,30 hora de duración) se fue haciendo más amigable y amena con el trascurrir de las preguntas; también se habló de las costumbres culturales y gastronómicas, generando un ambiente bastante cómodo y distendido sin perder las formalidades. Incluso Yukoi Tokai, integrante femenina de la CJ japonesa, propuso hacer un encuentro gastronómico virtual, mientras no se pueda realizar personalmente.

Desde la Cámara Joven esperan la realización de un segundo encuentro, con el fin de poder establecer lazos comerciales con sus pares nipones.

“Para quienes formamos parte de CJ fue una gran experiencia el hecho de poder romper todo tipo de barreras de distancias, idiomáticas y culturales, y establecer este principio de cooperación y amistad con personas tan diferentes pero con intereses tan mutuos. Sin dudas, un paso gigante para nosotros; no queremos dejar de agradecer a todos los que -de una manera u otra- hicieron esto posible, aportando su granito de arena”, señalaron desde la Específica de la CCIA.

Please follow and like us:
Tweet 20