La Cámara de Comercio inauguró el Monolito del Centenario en la plaza San Martín

En el marco del acto protocolar por el Centenario de la Cámara de Comercio, Industria y Agropecuaria, este mediodía fue inaugurado el Monolito del Centenario en la plaza San Martín.

Dante Gianoncelli (uno de los directores más antiguos de la CCIA y hoy a cargo de la Específica de Desarrollo Regional) junto a su hija, la arquitecta Gianina Gianoncelli, estuvieron a cargo del diseño y construcción de la obra.

En la realización del Monolito del Centenario colaboraron diversos integrantes de la sociedad y la Municipalidad de San Rafael. Además, la empresa Tassaroli creó la “Cápsula del tiempo”, un espacio que está dentro de la obra y que contiene mensajes colocados por integrantes de la Cámara Joven, en los que expresan cómo imaginan a San Rafael en veinte años, fecha en que se volverá a abrir la cápsula.

El Monolito tiene forma de icosaedro truncado, está realizado en acero inoxidable y cuenta con pantallas de energía solar para que su funcionamiento sea más sustentable; ello, gracias a baterías de litio con que cuenta. Tiene un tamaño de 1,20 por 0,80 metros aproximadamente y ha sido ubicado en el costado Sur de la plaza, junto a la fuente que da a calle Day.

Banda de Música de la Distrital II de la Policía de Mendoza.

Del evento participaron diversas actividades, entre ellas el intendente Emir Félix; el presidente del Concejo Deliberante, Ricardo Vergara; la presidenta del Ente Mendoza Turismo (EMETUR), Gabriela Testa; el vicepresidente del Ente, Edgar Rodríguez; el director de Turismo, Javier Muñoz; el presidente de la CCIA, Osvaldo Fernández y miembros del directorio; Past Presidentes de la Cámara; el obispo de San Rafael, monseñor Eduardo María Taussig; el pastor Víctor Doroschuk; el alcalde de Machalí (Chile), Miguel Urrutia, y la reina Departamental de la Vendimia de San Rafael, Yamila Carallol.

Osvaldo Fernández agradeció a todos los que hicieron posible la obra y, refiriéndose al centenario, señaló que “hoy conmemoramos el inicio de un proceso que, quién hubiera imaginado en ese entonces, sería tan importante, necesario y aportaría tanta identidad a la Región”.

Extendió su agradecimiento a todas las generaciones de empresarios, profesionales y ciudadanos que imaginaron, idearon y estuvieron atentos a los demás, “para captar e identificar qué necesitaba nuestra tierra, qué necesitaba la comunidad y qué necesitaban las empresas para prosperar”.

Además, el titular de la CCIA indicó que “celebramos estos cien años cumpliendo expectativas y generando nuevos horizontes. Este monolito es el símbolo de eso, es un homenaje a la historia, el símbolo que refleja la existencia de la Cámara en la Comunidad, de la representatividad gremial empresaria de San Rafael”.

Añadió que “sin embargo, no sólo significa el siglo de vida de nuestra institución, sino que representa la plena vigencia de los valores del inicio de la historia de la Cámara, en especial la unión”.

Osvaldo Fernández.

También se refirió Dante Gianoncelli y su hija Gianina: “han ofrecido una obra con cariño y dedicación, que es un recordatorio permanente para todos; nos invita a unirnos para conseguir lo que deseamos, en las empresas, como sanrafaelinos y mendocinos, como familias o como equipos de trabajo”, dijo.

Asimismo, recalcó que uno de los factores multiplicadores más gratificantes “es el crecimiento que juntos hemos logrado en estos cien años, a lo largo de la geografía del departamento”.

Dante Gianoncelli.

En el final de su alocución señaló que “nunca sabremos si en algún momento los pioneros de la Cámara imaginaron los frutos que sus iniciativas tendrían un siglo más tarde. Por eso los invito a sumarse y a continuar este camino para los jóvenes y para quienes vendrán”.

Gianina y Dante Gianoncelli y Osvaldo Fernández.

A su turno, Dante Gianoncelli destacó que para una entidad gremial y empresaria, tener cien años es muy importante” y señaló que, tras ser propuesto por el gerente Alejandro Flores, buscó realizar una obra que representara a las distintas épocas por las que ha atravesado al departamento. Los trabajos insumieron cerca de tres meses.

Además, recalcó que la obra contempla a Chile (ubicado al oeste del monolito) por el futuro Paso Las Leñas.

La inauguración concluyó con la lectura, por parte de la secretaria Marisol López, de un poema escrito por el poeta mendocino Jorge Olbrich; con oraciones expresadas por Eduardo María Taussig y Víctor Doroschuk y con la actuación de bailarines pertenecientes a la Academia Sangre Nativa de Oscar Aguirre.