Justicia, sindicatos y finanzas: tres poderes que, de a poco, dejan de ser intocables

A continuación, los principales conceptos:

Es la primera vez que lo tocan a Insfrán en una situación compleja por el pago de la firma The Old Fund de la deuda de la provincia de Formosa con la Nación, cuando Amado Boudou era ministro de Economía.

La primera factura que emite la firma The Old Fund es por 7.800.000 dólares.

El segundo intocable es Jorge Brito, el banquero del poder, que en la mitad de los ’90 era el banquero más vinculado con la política y los sindicatos.

Brito es un hombre de mucho vínculo con Enrique “Coty” Nosiglia , con Cristian Colombo y Luis Barrionuevo , situación que continuó en el tiempo durante la gestión de Amado Boudou .

Aparece porque Alejandro Vandenbroele , en su calidad de testigo apuntaba a tres personas: Insfrán, Brito y Ricardo Echegaray , un semi intocable y ex titular de la AFIP que parecía tener cierta protección.

Lijo llamó a los tres a indagatoria.

Por ahora, empezaron a caer los políticos y la gente del mundo de las finanzas.

Sabemos que también está comprometida la gente de las empresas constructoras.

Del lado de Brito hacen saber que hicieron un reporte de operación sospechosa -ROS, como se llama en la jerga- por el pago de ese dinero de 7 millones 800 mil dólares de la provincia de Formosa a The Old Fund.

Esto, sin duda abre una puerta que hasta ahora no se había entornado. Estaba herméticamente cerrada y hoy empieza a abrirse.

Lo peor que le puede pasar a Brito como banquero, es que esto le afecte en su negocio. Ya las acciones del Banco Macro cayeron.

Uno de los temas centrales para un banco es la confianza.

Se verá después cómo avanza y cuánta solidez tiene el juez Lijo para avanzar con esto.

Lijo tiene muchos vínculos con la política y forma, junto con los demás, un trípode del poder permanente en la Argentina: las finanzas, la Justicia y los sindicatos, tres poderes que han sido muy poco tocados y durante esta gestión empiezan a serlo.

Esto está vinculado con la reforma laboral porque los gremios tienen que ver con esto.

Jorge Brito está vinculado con Luis Barrionuevo y Enrique Nosiglia. Hay un vinculo que atraviesa al juez Lijo y es el vínculo que tiene con Enrique Nosiglia y un representante de Nosiglia en el Gobierno Nacional, que es Daniel Angelici . También está Barrionuevo.

Esto hoy está operando y generando impacto hacia afuera en las demás reformas que tiene el Gobierno por delante.

El Gobierno necesita avanzar con algunas reformas.

La reforma laboral que hoy mismo tuvo un primer freno porque los senadores que mañana se iban a reunir en comisión para tratarla, decidieron pasarla una semana porque quieren tener el aval de los sindicalistas ya que Pablo Moyano les tiró un manto de sospecha al hablar de “la Banelco”, el pago de coimas en el Senado para la reforma laboral durante el Gobierno de la alianza.

La gran mayoría de los sindicalistas que pueden dar apoyo a esto, están hoy en el Vaticano, ya que están buscando otro paraguas protector.

El medio hermano de Pablo Moyano fue uno de los que participó de las negociaciones de la reforma laboral.

Hoy parece que, más allá de este pequeño freno que hubo, la semana que viene la reforma laboral avanzaría porque los temas más complejos han quedado afuera y los van a dejar avanzar sobre las negociaciones paritarias de cada sector.

El gran objetivo del Gobierno es bajar costos que tienen que ver con algunos negocios de los sindicalistas, la contingencia.

Hay un elemento muy relevante para entender por qué el sindicalismo no puede dar una pelea frontal.

Una encuesta de de opinión pública de Poliarquía demostró que el repunte de la imagen del Gobierno post elecciones ha sido sideral.

Es la primera vez desde 2014 que hay cuatro meses consecutivos en los que la imagen de un gobierno crece.

Hubo una suba de la imagen de la gestión del Gobierno de 17 puntos y 19 puntos de la imagen de Mauricio Macri .

María Eugenia Vidal llega al 64% de imagen positiva.

Cristina Kirchner pasó de 30% a 22% de imagen positiva y acumula este mes un 58% de imagen negativa.

Sergio Massa alcanza solo el 31% de imagen positiva.

Fuente: La Nación