Juan Bautista Contreras recibió diez años de prisión por el homicidio de su padre

Este viernes por la mañana Juan Bautista Contreras (41) fue condenado a diez años de prisión por ser encontrado culpable de la muerte de su padre (Carlos Pirincho Contreras -75-) a comienzos de abril de este año.

El juicio, abreviado, fue desarrollado en el edificio de Tribunales y Contreras fue condenado por Homicidio preterintencional agravado por el vínculo. La condena fue firmada por el juez Sergio Fernández, luego de evaluar el acuerdo realizado entre el fiscal del caso, Javier Giaroli, y la abogada del imputado, Florencia Garciarena.

Tras recibir la condena, Contreras regresó a la cárcel.

Vale destacar que condenado halló un atenuante a su situación procesal tras la necropsia practicada al cuerpo de su padre, que arrojó una muerte por infarto y no directamente por la golpiza que le propinó su hijo. Así, pasó a ser condenado por Homicidio preterintencional agravado por el vínculo y no por Homicidio agravado por el vínculo (se exponía a juicio por jurado y una condena perpetua).

Los hechos

Juan Bautista Contreras vivía con su padre en un paraje de Cañada Seca; él mismo denunció la desaparición de Pirincho el martes 2 de abril a las 11 en la Comisaría 42, tras lo cual las autoridades policiales se abocaron a la investigación y pidieron datos sobre el paradero del anciano a la comunidad (a través de los medios de comunicación).

El 4 de abril por la mañana, luego de dos días de búsqueda, efectivos fueron desplazados al lugar donde se encontraba  el cadáver del septuagenario, en el interior de un pozo de agua en las piletas Acapulco.

Fueron los canes de la Policía de Mendoza y de la Escuela de Adiestramiento Canino de Mendoza (ESCAM)  los que “marcaron” el lugar donde había estado el cadáver: el placard de la habitación del hijo; también que había sido arrastrado hasta las piletas donde finalmente lo hallaron.

Con la orden de allanamiento, en el domicilio secuestraron prendas de vestir con manchas de sangre y una maza.

Una vez que el cuerpo fue retirado de las piletas, personal de Policía Científica determinó que el cuerpo presentaba varios signos de violencia: un golpe en la cabeza, lesiones post mortem en las muñecas y signos de arrastre.

Luego del hecho Juan Bautista Contreras y fue detenido, siendo condenado ayer.