,

Jonathan Barros no pudo conquistar el título mundial pluma de la FIB

Cayó por puntos ante el galés Lee Selby, en el Wembley Arena de Londres

No pudo ser. Lejos de cumplir con las expectativas creadas por sus buenos antecedentes boxísticos, el mendocino Jonathan Barros fracasó en su intento de conquistar el título mundial pluma de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) al perder por puntos, en fallo unánime, con el galés Lee Selby, en el Wembley Arena de Londres, Inglaterra. Las tarjetas de los tres jurados marcaron una diferencia notoria y merecida en favor del monarca: dos fueron 117-110 y la restante 119-108.

La derrota de Jonathan Barros significa un duro golpe para sus ilusiones personales de reinsertarse en los negocios grandes del boxeo. Pero también es una estocada profunda para el vapuleado boxeo nacional que en la actualidad cuanta con Brian Castaño (campeón mundial interino Superwelter AMB) como único exponente capaz de dar la talla en el primer nivel mundial. Esta complicada realidad contrasta con el panorama de hace cuatro años, donde Argentina integraba el top ten de los países con más campeones mundiales en actividad (cinco).

Con el orgullo herido por el manoseo y la desconsideración recibida meses atrás, cuando le cancelaron este mismo compromiso por un diagnóstico equivocado de hepatitis C, Barros subió al ring del Wembley Arena con la determinación de exponerse a un examen excluyente. Sin embargo, la prolija línea técnica y el mayor alcance de brazos de Selby fueron más que las ganas del argentino.

Tras un comienzo desfavorable pero sin golpes destacados, Barros (57,152 kilos) logró establecer cierta paridad en la pelea en el quinto round, cuando Selby (56,900) sufrió un corte en el arco superciliar derecho tras un cruce de cabezas. Sin embargo, a pesar de los intentos del mendocino, el galés se las ingenió para seguir marcando ventajas en las tarjetas con su depurado estilo hasta tirarlo en el 11° round.

La derrota Barros no pudo burlar las estadísticas que marcan la supremacía de victorias británicas ante boxeadores argentinos en tierras londinenses. La cuna del boxeo es tierra prohibida para los boxeadores nacionales: nunca, combatiendo por títulos mundiales de las cuatro entidades más prestigiosas (AMB, CMB, OMB y FIB), hubo un triunfo argentino ante un británico. De hecho, el único que festejó por título mundial en Londres fue Pablo Chacón ante el colombiano Víctor Polo, hace 15 años, por el cetro Pluma OMB.

De este modo, el mendocino no pudo recuperar el cetro ecuménico que ostentó (en su versión AMB) entre el 4 de diciembre de 2010, cuando venció al panameño Irving Berry en Las Heras, y el 14 de octubre de 2011, cuando cayó ante el también panameño Celestino Caballero en el Luna Park. La derrota ante Selby (24-1, 8 KO) fue la tercera chance que desaprovecha Barros en pos de volver a ser campeón mundial (las dos anteriores fueron ante el cubano Yuriorkis Gamboa, en 2010, y mexicano Juan Carlos Salgado, en 2012). A los 33 años y con récord de 41 triunfos (22 KO), cinco derrotas y un empate, deberá replantearse su futuro en el boxeo.

Fuente: Lanacion