Israel expresó su “preocupación” por el avión con venezolanos e iraníes y elogió a Paraguay y Uruguay

La Embajada de Israel en Uruguay expresó este miércoles su “preocupación” por la llegada del avión venezolano, acusado por Estados Unidos de tener relación con actividades terroristas. “El Estado de Israel sigue con preocupación la llegada a la República Argentina de un avión perteneciente a una empresa aérea sancionada por Estados Unidos”, indica el comunicado de la sede diplomática.

“Este avión era utilizado hasta hace poco por la empresa iraní Mahan Air, que opera vuelos para la Fuerza Quds en la ruta entre Teherán y Damasco. En el avión que aterrizó en Argentina, se encontraban iraníes involucrados de forma directa en el tráfico de armas a Siria y a la organización terrorista Hezbollah del Líbano. Incluso, el capitán del avión es un alto ejecutivo de la empresa aérea iraní Qeshm Fars Air”, asegura el texto, al cual tuvo acceso LA NACION.

Según la embajada, Israel está “especialmente preocupado” por la actividad de las empresas aéreas iraníes Mahan Air y Qeshm Fars Air en América Latina. Incluso puntualiza en el comunicado que ambas compañías “están involucradas en el tráfico de armas, equipamiento y personas para la Fuerza Quds y que se encuentran bajo sanciones estadounidenses por su vinculación con el terrorismo y en la proliferación de armamento”.

“El Estado de Israel desea reconocer el buen trabajo conjunto y la coordinación de los países de la región, destacando a Paraguay que identificó la eventual amenaza que representaba el avión y su tripulación iraní, así como la determinación de Paraguay y de Uruguay de cerrar sus espacios aéreos e impedir el aterrizaje”, sostiene el comunicado.

El texto marca así una diferencia con Argentina, que dejó aterrizar el avión primero en Córdoba y luego en Buenos Aires. Recién cuando intentó volar a Montevideo, y fue rechazado por las autoridades uruguayas, en Argentina aparecieron alertas sobre la aeronave.

“Israel considera que la postura firma de Paraguay y Uruguay representa un mensaje importante a Teherán para que no intente actuar en Sudamérica”, culmina el texto.

El mensaje de Israel, a través de su embajada en Uruguay, que también tiene bajo su jurisdicción las relaciones diplomáticas con Paraguay, muestran un refuerzo del mensaje que había transmitido la semana pasada desde Buenos Aires.

En el comunicado emitido el jueves en Argentina, Israel había elogiado que las fuerzas de seguridad “identificaron en tiempo real la amenaza potencial de la aeronave”, y había expresado que subsiste en el Estado hebreo la preocupación por las actividades y eventuales atentados de Irán a través de Hezbollah, en la región, incluida la Argentina.

Mientras el Gobierno niega todo vínculo de los iraníes detenidos con esa fuerza de inteligencia, el dossier enviado por el FBI y vincula a la línea aérea con la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán. El informe, del que Israel evitó por el momento hacer comentarios, brinda información sobre las prohibiciones que pesan sobre Al Quds y Hezbollah y su relación con Mahan Air, la línea propietaria del Boeing 747 que está retenido en Ezeiza y en el que viajaban 14 venezolanos y cinco iraníes retenidos en un hotel de Canning, entre ellos Gholamreza Ghasemi, el piloto iraní que está en la mira de los Estados Unidos.

“La aerolínea también ha transportado armas y personal para Hezbollah”, dice un fragmento del informe que elaboró la agencia de investigación y que está en manos del juez federal Federico Villena, a cargo del expediente junto con la fiscal Cecilia Incardona.

“Terreno de actividad de Irán y Hezbollah”

Ely Karmón, especialista en geopolítica y asesor de distintos gobiernos de Israel en temas vinculados con el terrorismo, afirmó hoy que “durante estas semanas e incluso estos meses, Israel está siguiendo muy atentamente lo que está pasando del lado iraní, en la preparación de atentados”. Y aseguró que el Estado judío informó a distintos países de Sudamérica sobre las amenazas representadas por el avión en cuestión: “Paraguay recibió esta información y se la transmitió a la Argentina, que también recibió muy directamente esta información, en tiempo real”, dijo el especialista a radio Jai. La información habría llegado desde el Mossad, servicio de inteligencia israelí, que también sigue atentamente el caso, según fuentes oficiales y de la oposición política.

“Sabemos que siempre América del Sur fue un objetivo o un terreno de actividad de Irán y Hezbollah” remarcó, y se mostró preocupado por la escala que el avión tuvo en Ciudad del Este, “ciudad que es conocida por ser una plataforma de Hezbollah e Irán”. Detalló además que aquella locación estuvo vinculada con el atentado a la mutual judía en Argentina, en julio de 1994. “En el caso de la bomba a la AMIA, hubo parte de la infraestructura [terrorista] ligada con Ciudad del Este”, destacó el experto.

Sin embargo, destacó que de acuerdo a “la realidad de las relaciones actuales entre Irán y Argentina, no conviene tanto a los iraníes hacer atentados en territorio argentino”.

En diálogo posterior con LA NACION, Carmón agregó: “No creo que haya una crisis de Argentina con Irán. Si el piloto u otros miembros de la tripulación fueran procesados o el avión retenido, Irán presionará por medios diplomáticos y canales no-oficiales, que tienen probablemente con el Presidente y la vice Cristina Kirchner”, expresó, más allá que desde el Gobierno aseguran que las relaciones diplomáticas con Irán, a diferencia de los vínculos con la Venezuela de Nicolás Maduro, están hoy “planchados”, lo que no impide que el comercio bilateral se haya cuadruplicado en el último año.

Fuente: La Nación

Please follow and like us: