Irrigación presentó el Plan de Erogación del río Atuel

Ayer por la mañana, autoridades del Departamento General de Irrigación presentaron el Plan de Erogación del agua del Río Atuel que adoptarán durante los próximos meses, hasta la corta del invierno. Además informaron que, si todo transcurre de acuerdo a lo planificado, habría agua para durante el fin de semana largo de Semana Santa.

La Cámara de Comercio, Industria y Agropecuaria fue sede, en el día de ayer, de una reunión de la que participaron representantes de la CCIA, Irrigación, la Cámara de Turismo y funcionarios provinciales, como el senador provincial Adrián Reche y el senador provincial electo Lucas Quesada -quien a su vez es el vicepresidente del Ente Mendoza Turismo (EMETUR), entre otros.

Tras la reunión, y en conferencia de prensa, el Superintendente General de Irrigación, Sergio Marinelli, señaló que en el orden de prioridades del uso del agua primero está la utilización poblacional, luego la agrícola y luego la recreativa/turística.

Sergio Marinelli, Superintendente General de Irrigación.

Marinelli añadió que al cierre de la temporada realizarán una evaluación pero, más allá de los datos puntuales y técnicos, la situación de los embalses es muy crítica; “El Nihuil y Valle Grande están casi tocando el mínimo que se puede tener por cuestiones ambientales”, dijo.

Se ha demostrado que, con diálogo, conocimiento y siendo serios en la forma de tratar las cosas se pueden resolver las situaciones sin perjudicar al agro y dándole un espacio al turismo. Sergio Marinelli – Superintendente General de Irrigación.

“En los próximos días -de no mediar tormentas o lluvias fuertes que hagan reservar el agua de riego en los embalse para garantizar una mayor reserva- vamos a estar garantizando que se pueda hacer turismo en los fines de semana largos”, cerró Marinelli.

Por su parte el subdelegado del Río Atuel, Mario Barbieri, destacó que “estamos en un año hidrológicamente pobre” e informó que en la última asamblea realizada conjuntamente con los Inspectores de Cauce de la cuenca y el Grupo Técnico de Gestión Hídrica de la Subdelegación, se estableció un periodo de seccionado y se planificó el riego en abril y marzo.

En la misma línea señaló que la primera etapa del periodo de seccionado comenzó el 15 de febrero y finalizará el 31 de marzo, con un caudal que oscila entre los 23 y 25 m3 por segundo.

Mario Barbieri, subdelegado del Río Atuel.

Desde el 21 de marzo y hasta el 30 de ese mes, inclusive, se cortará el cauce para permitir que el embalse recupere su nivel.

Luego del corte total -desde el 30 de marzo al 16 de abril- se volverá a erogar 25m3/s. “Con la planificación que tenemos, si todo transcurre dentro de lo normal, estaríamos garantizando agua para el feriado (fin de semana largo) de Semana Santa”, expresó Barbieri, quien destacó el consenso alcanzado con los agricultores e Inspectores de Cauce.

Pasado el 16 de abril y hasta el 24 de ese mismo mes, volverán a cortar el cauce a 0. Posteriormente se evaluará la evolución o el volumen acumulado en los embalses y se decidirá si se brinda un nuevo turnado desde el 24 de abril al 15 de mayo; sería, también, de 25m3/s.

Ese último turnado “lo tenemos que consensuar con los Inspectores de Cauce ya que, a fin de la temporada corta, el nivel de embalse va a ser muy crítico; en agosto, cuando inicie la nueva temporada -si erogamos este turno en abril/mayo- arrancaríamos con un 62% de embalse; si no lo hacemos, con un 73%. Es un nivel crítico, similar al del año 2010/11”, dijo Barbieri.

“La temporada pasada arrancamos con un nivel de embalse del 97%, muy favorable, cosa que no va a ocurrir este año”, señaló Barbieri, argumentando que el pronóstico de precipitación nívea para 2018 es muy pobre. “Hay que tomar las precauciones necesarias para que la temporada siguiente podamos cubrir todas las necesidades”, cerró.