Interpol detuvo a dos abogados que manejaron U$S 30 millones del ex secretario de los Kirchner

En un nuevo avance de la «Operación Tango», Interpol detuvo a los abogados, una norteamericano y otro canadiense, vinculados con el destino oculto de parte de los 70 millones de dólares que el ex secretario privado de los Kirchner, Daniel Muñoz, y su viuda Carolina Pochetti sacaron de los Estados Unidos e invirtieron en un proyecto hotelero en las islas británicas Turks and Caicos.

Se trata de Peter Michel Karam, jefe del estudio jurídico Karam and Missick de esas paradisíacas islas del Caribe y Anthony D’Aniello quien hizo de asesor para ocultar la última etapa de esta operación internacional de lavado de dinero, revelaron aClarín fuentes judiciales.

En tanto, el mexicano Isaac Eugenio Esparza fue localizado por Interpol en Monterrey, México, como adelantó este diario hace dos fines de semana, y el juez estudia si le hace tomar declaración allá o conviene extraditarlo. Esparza fue el testaferro de las empresas offshore creadas en última instancia por el primo de Pochetti, Carlos Gellert, y es un exótico personaje que se dedica a dar consejos para apuestas deportivas.

El juez Bonadio se tomará las dos semanas de feria judicial y a su regreso avanzará sobre su decisión de indagar a los detenidos en su lugar de arresto o iniciar un largo proceso de extradición.

¿Quiénes son los detenidos? En un descargo que D’Aniello mandó al juez dijo que “a principios de mayo de 2016 Peter Karam me introdujo vía conference call con Charles Serfaty, un martillero de Miami. Las llamadas de conferencia fueron hechas por Charles Serfaty con un abogado de Argentina, Federico Zupicich (cuñado de Miguel Pló). Federico hablaba y entendía inglés” y fue usado como intérprete para negociar con la viuda de Muñoz.

D´Aniello contó durante el año 2016 Peter Karam se reunió con la viuda de Pochetti “varias veces” en Miami para coordinar la operación en Turks and Caicos y luego en Buenos Aires.

“La idea original, según los comentarios de los abogados, fue crear un complejo hotelero, pero finalmente derivó en la compra de tierras porque el dinero se perdió. Se frenó la construcción por permisos que no daba el Gobierno de Turks And Caicos. El inversor a cargo del complejo hotelero era un tal Sullivan, quien era el encargado de llevar a cabo la obra. Pero esta persona se demoró o se quedó con el dinero”, afirmó D’Aniello.

Por su parte, Pochetti dijo que “casi todo el dinero estaba en propiedades. La inversión era de aproximadamente treinta millones de dólares (U$S 30.000.000) que se pagó con las propiedades y el efectivo que quedaba en las cuentas. Quién puede especificar eso es Zupicich. Lo que recuerdo es que se compró todo un mismo lote. El apellido del inversor era Sullivan que fue quién recibió el dinero para llevar adelante el proyecto. (…) A Sullivan lo trae Peter Karam que es quién nos recomienda ese proyecto”.

“El dinero que estaba afuera a mí no me interesaba porque iba a traer problemas, yo me quería sacar el problema de encima. Yo no tenía un contradocumento con Esparza por el cambio de nombre de las sociedades”, finalizó Pochetti.

El enigma sobre si la plata era de Kirchner lo respondió Pochetti con una frase poética. Cuando le preguntó a Muñoz de quién era la plata: “Me respondió que estaba poniendo la plata en ladrillos, que tenía que invertir, que tenía que poner la plata en ladrillos, como dice el Jefe´. Yo entendía que la plata venía de ahí. En realidad no sé si la plata era de Néstor o si la compartían. Es un secreto que se llevaron los dos a la tumba”.

Clarín