Indignación en Chile por los disparos de la policía en el patio de un colegio

La Fiscalía ha ordenado detener al jefe del operativo en el que dos niñas resultaron heridas por impactos de balines

Las protestas continúan en Chile y aumenta la indignación ciudadana por las frecuentes denuncias de brutalidad policial contra los manifestantes. El último caso se produjo este martes cuando agentes ingresaron en un colegio público secundario femenino de Santiago y dispararon perdigones contra las niñas que se encontraban en el patio. Ante la alarma social, la Fiscalía ha ordenado este miércoles detener al responsable del operativo.

Unicef ha condenado los hechos mientras que la Defensoría de la Niñez denuncia otros abusos de las fuerzas del orden a menores, como “desnudamientos” a adolescentes en las comisarías.

La dirección de Carabineros -policía militarizada- ha abierto una investigación el mismo día que 14 de sus miembros han sido imputados por la fiscalía por delitos de torturas. Paralelamente, la Fiscalía decidió tomar cartas en el asunto y este miércoles ordenó a la Brigada de Derechos Humanos de la Policía de Investigaciones –cuerpo civil- la detención del jefe de la Cuarta Comisaría de Carabineros de la capital, responsable del operativo en el colegio, acusado del delito de “apremios ilegítimos”.

 

 

Joven Rychard@richardsandoval

Por favor compartan estas imágenes para que no queden dudas. Dos alumnas del Liceo 7 sufrieron lesiones tras recibir disparos de perdigones de Carabineros en patio del colegio mientras participaban de un paro de clases. EN CHILE SE VIOLAN LOS DERECHOS HUMANOS SISTEMATICAMENTE

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter

La intervención se produjo a instancias de la directora del Liceo 7 de la capital chilena –cuya decisión también está siendo cuestionada-, que llamó a los carabineros para proceder al desalojo del recinto al sospechar que las alumnas tenían la intención de ocupar indefinidamente el centro. El enfrentamiento y los disparos se produjeron en el patio de la escuela, donde las estudiantes se habían concentrado, resultando heridas dos jóvenes por el impacto de los balines, que tuvieron que ser trasladadas a un hospital.

“Nosotras nunca agredimos a la directora ni a ningún profesor. Nosotras repudiamos esos actos. Los carabineros no eran de fuerzas especiales y al no estar en toma, no tenían orden de desalojo. Eran las 1:15 horas y ellos comenzaron a disparar perdigones y balines. Hay alumnas heridas con diez perdigones”, declaró a Tele13 la estudiante Tania Parraguez.

Los enfrentamientos entre policía y manifestantes se han recrudecido
Los enfrentamientos entre policía y manifestantes se han recrudecido (MARTIN BERNETTI / AFP)

 

La oficina de Unicef en Chile condenó la brutal y desproporcionada actuación policial a través de su cuenta de Twitter: “Unicef condena los hechos de violencia ocurridos en el interior del Liceo 7. Esperamos la pronta recuperación de las dos alumnas heridas”. El organismo de la ONU recordó que “los establecimientos educacionales deben ser siempre espacios seguros y protegidos para sus estudiantes” y pidió a “Carabineros respetar los derechos de los niños, niñas y adolescentes en sus procedimientos policiales”.

“No hay nada que justifique que personal policial ingrese a un patio de un colegio y se ponga a disparar al cuerpo de las adolescentes”, afirmó la Defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, cuando acudió al hospital a visitar a las dos chicas y explicó que una de ellas tenía “en su pierna más de quince perdigones”. Muñoz aclaró que la directora de la escuela “estaba encerrada en su oficina y no quería salir a dialogar con las estudiantes; lo que las estudiantes le pedían era que saliera de la oficina y en ese contexto ella llama a Carabineros”.

Asalto al colegio

Denuncian que una de las adolescentes tenía “más de quince perdigones” en la pierna

La Defensora de la Niñez aprovechó para informar también de las numerosas denuncias de abusos policiales y violaciones de los derechos humanos contra menores de edad desde que se inició la revuelta ciudadana en Chile. “Estoy hablando de casos en los cuales se han producido golpes de patadas a los niños, golpes con las lumas (porras) a los adolescentes, obligaciones de desnudamiento en las comisarías a los adolescentes, se les amarra a una motocicleta de Carabineros y se les arrastra en el contexto de una detención”, aseguró Muñoz.

 

El director de Carabineros, el general Mario Rozas, reconoció este miércoles que falló la “aplicación del protocolo” y anunció la apertura de una investigación. “Se dispuso ya la identificación de quien omitió la práctica de este protocolo y se pusieron los antecedentes en conocimiento del ministerio público y se ha iniciado un sumario administrativo”, dijo Rozas. “Hubo una situación con la rectora del establecimiento, llegan carabineros, se utiliza la escopeta antidisturbios, aparentemente de forma indebida; eso es lo que se va a esclarecer a través del sumario administrativo”, explicó el general.

Mala praxis

Además, 14 carabineros están imputados por delitos de torturas en otros enfrentamientos de la ciudad

La fiscalía anunció este miércoles la imputación de catorce carabineros por delitos de torturas por su actuación en la represión de dos manifestaciones diferentes, en dos barrios de Santiago, el 21 de octubre. En un caso, doce policías deberán responder por el apaleamiento a un joven que sufrió daños oculares y diversas fracturas; los otros dos carabineros fueron imputados por golpear desproporcionadamente a un menor de 16 años.

También este miércoles la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió permiso al gobierno chileno para realizar una visita al país y evaluar sobre el terreno las numerosas denuncias de violaciones a los derechos humanos supuestamente cometidas por las fuerzas de orden público. Esta misión se sumaría a la solicitada por la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU y expresidenta chilena, Michelle Bachelet.

 

 

Un manifestante carga contra la policía
Un manifestante carga contra la policía (MARTIN BERNETTI / AFP)

Por otra parte, el presidente Sebastián Piñera se vio obligado este miércoles a anunciar que visitará a ciudadanos víctimas de la violencia policial, después de recibir críticas porque solo se interesaba por el estado de los agentes internados en hospitales. “Vamos a visitar a civiles que han sido víctimas de la violencia en estas semanas”, indicó el mandatario derechista. “Vamos a investigar cualquier exceso que se haya cometido, cualquier falta de respeto al protocolo o cualquier uso excesivo de la fuerza”, agregó Piñera, cuyo índice de popularidad se ha desplomado al 13% desde el inicio de las protestas.

Fuente: Lavanguardia