Independiente: piden que Pablo Moyano vaya a juicio oral por ser “jefe” de una asociación ilícita

Así lo determinó el fiscal en lo penal Sebastián Scalera. El delito tiene una pena de hasta diez años de prisión.

El fiscal en lo penal de Lomas de Zamora Sebastián Scalera pidió hoy que Pablo Moyano vaya a juicio oral y público por ser “jefe” de una asociación ilícita en el Club Independiente, donde ocupa el cargo de vicepresidente.

La asociación ilícita, según la fiscalía, está conformada por una facción de la barra brava y parte de la dirigencia del club. Para el fiscal Scalera existen pruebas suficientes para procesar al hijo de Hugo Moyano acusándolo de un delito que tiene una condena de hasta diez años de prisión.

Entre las múltiples acciones que se le imputan al dirigente está el hecho de haber presionado al ex presidente Javier Cantero mediante el uso de violencia para forzar su salida en 2014. La barra brava formó parte de ese apriete y se sospecha que como premio les habrían pagado el viaje al Mundial de Brasil en 2014, además de entradas y traslados para ver a Independiente en partidos de Copa Argentina y Sudamericana.

En la causa ya fueron elevados a juicio el secretario general, Héctor Maldonado, y Noray Nakis, quien en su momento ocupó el cargo de vicepresidente. También está implicada la cúpula de la barra, con Bebote Álvarez a la cabeza.

Ahora, para el fiscal Scalera, se acreditó que Pablo Moyano y “Bebote” Álvarez fueron líderes de la organización criminal investigada, motivo por el cual en este último requerimiento se imputa al hijo de Hugo Moyano la comisión del delito de asociación ilícita en calidad de jefe.

Entre otras cosas, para Scalera, Pablo Moyano y “Bebote” Álvarez “acordaron una serie de concesiones recíprocas, así, por un lado, la dirigencia contaría con la utilización de la barra brava para, a través de sus actos típicos (ilícitos), mantenerse al frente de la conducción política del club y, por otro, la barra brava recibiría la cobertura política y económica de la dirigencia para llevar adelante su actividad y percibir determinados beneficios”, según consta en un escrito al que tuvo acceso el diario Clarín.

“Algunas las concesiones para la barra se vieron reflejadas en la entrega de cuotas sociales pagas, bonos de ingreso a espectáculos deportivos, el financiamiento de viajes dentro y fuera del país, la entrega de dinero en efectivo. Además, se prometió otorgar a Álvarez la posibilidad de participar en la política de la institución con su agrupación”, sostuvo Scalera en dicho documento.

El 30 de septiembre, luego de cinco intentos fallidos, Moyano se presentó a indagatoria, pero se negó a declarar.

Ahora, la juez de garantías Brenda Madrid, previo traslado por quince días a la defensa de Pablo Moyano, deberá resolver el pedido del fiscal.

Fuente: TN

Please follow and like us:
Tweet 20