Impusieron el nombre “Curva de los Ángeles” al lugar donde se produjo la tragedia de la Cuesta de los Terneros

Hoy se cumplen dos años del vuelco que protagonizó un colectivo de Grand Bourg (Buenos Aires) en la Cuesta de los Terneros, producto del cual murieron quince personas -mayormente menores-, integrantes de una delegación de bailarines que había participado de una competencia en San Rafael.

En ese marco, esta mañana familiares y allegados de los fallecidos colocaron un cartel en el lugar del siniestro, que reza “Curva de los Ángeles”, nombre con el cual fue bautizado el sitio. Asimismo, pintaron estrellas amarillas, escoltados por personal policial que brindó seguridad a los participantes.

Del emotivo acto participó medio centenar de personas y el padre Francisco Alarcón desarrolló un pequeño sermón.

Los presentes pidieron justicia, en un hecho que tiene a Jorge Pinelli (uno de los choferes) como principal responsable.

Galería de imágenes