Fernández ahora dice que intentará convencer a Rafecas de que acepte la propuesta de Cristina Kirchner

El Presidente hizo declaraciones para tres medios en un día. En una de ellas, reveló que tratará de que su candidato a Procurador acuerde que su designación sea a través de la mayoría absoluta, tal como quiere la vicepresidenta, y no con la aprobación de los dos tercios del Senado, tal como indica la ley actual.

A más de ocho meses de que Alberto Fernández enviara el pliego del juez Daniel Rafecas al Senado para la Procuración, Cristina Kirchner no dio ningún paso para tratarlo ni convocó al candidato, tal como debe hacerlo la Comisión de Acuerdos que está en manos de la camporista Anabel Fernández Sagasti.

En cambio, impulsó la modificación de la ley para que el procurador sea designado no por las dos terceras partes sino por mayoría absoluta, lo cual fue rechazado por Rafecas, quien entiende que tal circunstancia disminuiría su poder e independencia al frente de los fiscales de la Nación: “Si se modifica esa exigencia (la de ser elegido por los dos tercios), yo no estaré dispuesto a asumir el cargo», sostuvo.

El proyecto, cuyo dictamen fue aprobado el viernes pasado por la Comisión de Justicia del Senado y que se trataría en la Cámara este viernes o el próximo lunes, limita el mandato del Procurador a 5 años, establece como mecanismo de designación en el Senado la mayoría absoluta y mantiene los dos tercios para su remoción. Y presuponía una nueva escalada de tensiones entre el Presidente y su vice, ya que implicaría la declinación del candidato de Fernández y la entronización de alguien afín a Cristina.

Sin embargo, Fernández, quien el domingo brindó tres entrevistas, en las que fue dando variadas definiciones sobre diversos temas, desde la política española hasta el ajuste pasando por la lucha contra el coronavirus, hizo en una de ellas un claro guiño al criterio de su vice respecto a la designación del Procurador.

En su charla con Radio 10, Fernández sostuvo que es muy factible que el proyecto de reforma del Ministerio Público Fiscal ingrese en el temario de las sesiones extraordinarias de diciembre. Consultado si habría que esperar hasta el año que viene para su tratamiento, el mandatario respondió: “No, lo discutimos. Creo que la Argentina necesita de una vez por todas tener procurador, que hace muchos años que no lo tenemos”.

“Tenemos que entender que la jefatura de los fiscales del Ministerio Público es un lugar muy importante y muy necesario para el buen funcionamiento de la Justicia y ojalá pudiéramos resolverlo con un consenso”, destacó.

Fernández coincidió con Cristina en que “tenemos que hacer más fácil el trámite de la designación de funcionarios en determinadas instituciones”.

Fuentes de la Casa Rosada explicaron que, tal como planteó Clarín, el Presidente no avala el proyecto que modifica el sistema de votación del Procurador. No obstante, admiten que buscaría llegar a un acuerdo con Rafecas para que acepte ser elegido por mayoría absoluta. De esa manera, tendría al procurador que quiere y evitaría una mayor confrontación con su vice.

Fernández admite que el juez federal es “principista”, pero aclaró en la entrevista radial que “esto no es un problema de principios, es un problema práctico”.

Por eso, cuando le preguntaron si creía que Rafecas podría revisar su posición y aceptar un nombramiento con un cambio de reglas a partir del nuevo proyecto, contestó: “Sí, creo que él en un primer momento no entendió claramente de qué estábamos hablando. Creo que pensó rápidamente en la comisión que existe para nombrar jueces de la Corte que está en la Constitución”.

Para el Presidente, su candidato “evitaría la presión mediática” en la que se encuentra. “Alguien que no lo merece porque es un juez de una gran capacidad técnica y de una gran probidad moral”, subrayó.

Distintas versiones periodísticas señalaron que esta semana -posiblemente este martes- Fernández volvería a verse con Rafecas. No está claro qué hará el juez. Sus colegas aseguran que considera imprescindible el consenso –los dos tercios, no una mayoría absoluta- para ejercer un cargo con esa presión política. Sobre todo porque además tendrá que designar una nueva estructura con varias procuradurías clave que se crean a partir del nuevo proyecto.

El mandatario también dejó la puerta abierta de un consenso con la oposición por los dos tercios, si es que el proyecto del cristinismo no avanza en Diputados. “Escucho a algunos opositores decir que Rafecas es maravilloso. Entonces, por qué no lo dicen en el Senado. Me entero por los diarios, pero hay que decirlo en el Senado”, dijo Fernández, en un mensaje que tiene como principal destinatario a Juntos por el Cambio.

Otras trascendidos no descartan que el Presidente envíe nuevamente el pliego de Rafecas.

De todos modos, en la Cámara de Diputados desde el oficialismo aseguraron a Clarín que hoy no tienen los votos. Y hacen cuentas pero, con todo, alcanzan 126 de los 129 que hacen falta. Número que incluso podría ser menor.

Fuente: Clarin

Please follow and like us:
Tweet 20