Falleció el hermano Eugenio Magdaleno; la comunidad educativa de Maristas está de luto

A los 87 años murió el hermano marista Eugenio Magdaleno, quien fue durante diez años director General y representante Legal del Colegio San Rafael y fundador de la obra La Buena Madre.

Muy querido y respetado, el religioso dejó profundas huellas en San Rafael por la conducción que ejerció en las dos instituciones educativas que tienen un profundo arraigo en la comunidad.

Patricia Ruiz, actual directora General del colegio, manifestó su consternación por la novedad, pero también la satisfacción por la gran cantidad de llamados y comunicaciones de quienes desean expresar sus condolencias y saludos.

Destacó el gran valor de la investigación que realizó el hermano Magdaleno para lograr la canonización de Marcelino Champagnat: «fue una pieza clave para la santidad de San Marcelino», expresó. También destacó que fue profesor del Papa Francisco.

Por otra parte señaló que esta tarde se realizará una misa en la catedral San Rafael Arcángel, con las medidas que corresponden al protocolo por la pandemia de Covid-19 (solo podrán participar algunas personas, según lo que establece esa normativa).

Falleció a los 87 años, en la residencia de los Hermanos Maristas de Pilar, Buenos Aires.

El milagro de San Marcelino que investigó el H. Magdaleno

Fue una ardua tarea que ejerció a partir de lo que ordenó el Consejo General. Tras realizar gestiones en Uruguay y provincias argentinas limítrofes, el 25 de noviembre de 1993, la Comisión médica concluyó que, “la excepcionalidad del caso” en la salud del hermano Emiliano Weber.

En mayo de 1976, el hermano exiliado alemán Emiliano Weber, fue diagnosticado por neoplasia primitiva desconocida con metástasis en los pulmones”. Es desahuciado por los doctores que lo cuidan y como tal es tratado en el Sanatorio en que permanece ingresado.

El día 13 de julio, a petición del H. Provincial de Uruguay, los Hermanos de la Provincia, junto con sus alumnos, inician una novena para pedir por intercesión del Beato Marcelino Champagnat la curación del H. Heriberto.

Al finalizar la novena, el 26 de julio de 1976, el enfermo siente una mejoría súbita e imprevisible. Las radiografías realizadas en esa fecha revelan que los signos de la enfermedad han desaparecido. El H. Heriberto, los Hermanos de las comunidades de Uruguay y los alumnos que le conocían consideran esta curación, desde el primer momento, como milagrosa.

El proceso informativo diocesano sobre la presunta curación milagrosa fue pedido por el H. Agustín Carazo, a la sazón Postulador General, y se celebró en Montevideo entre los meses de marzo y mayo de 1985.

Presentado el caso a estudio ante la Junta Médica de la Congregación para las Causas de los Santos del Vaticano, el 1 de abril de 1993, los doctores piden ampliación de la documentación para poder precisar la diagnosis, que resultaba insegura, a partir de las actas procesuales precedentes. El Consejo General encarga al H. Eugenio Magdaleno, Consejero General, que viaje a Uruguay y a las provincias limítrofes de la Argentina para que complete las diligencias solicitadas por la Junta de Médicos. Estudiado de nuevo el caso, el 25 de noviembre de 1993, la Comisión médica concluye diciendo que, a causa de las inseguridades persistentes sobre el diagnóstico, “no se puede afirmar nada más que la excepcionalidad del caso”.

Camino por la vida

Nacido en España, ingresó y finalizó sus estudios sacerdotales en el Seminario de Nuestra Señora de Guadalupe de ese país. Viajó a la Argentina en 1950 e inició su carrera docente en la Escuela Normal Champagnat de Luján en Buenos aires en 1952.

En 1955 pasa al Colegio Manuel Belgrano y en 1959 formó parte del cuerpo docente del Colegio Champagnat. Simultáneamente cursó en el CONSUDEC el profesorado en Letras donde recibió su título en 1959. Posteriormente cursó Teología en Roma especializándose en Teología dogmática.

Logró, luego, el título de Profesor del Pensamiento y literatura francesa de la Sorbona y, habiendo alcanzado el doctorado, regresó a la Argentina. A partir de este momento se desempeñó en altos cargos en la Universidad del Salvador y centro jesuita de San Miguel.

Se especializó en temas afines con la juventud y alcanzó el cargo de Consejero Provincial Marista donde se desempeñó como tal durante seis años en Luján.

Siendo rector del Colegio Manuel Belgrano de Buenos Aires, el Consejo General en Roma para toda la congregación lo eligió como Consejero General de la Congregación, cargo que ocupó durante 8 años. Adquiere experiencia del mundo, especialmente de África.

En 1990 regresó a la Argentina donde adaptó el Catecismo Católico a cursos primarios y secundarios; creó con grupos universitarios el movimiento REMAR que colabora con asentamientos de la Capital y el Hospital de Niños «Dr. Garrahan». Actualmente es rector del Instituto «San José» de Morón.

El Colegio San Rafael, destaca que el «hermano Eugenio ha sido durante toda su vida: un auténtico educador. Durante más de 60 años ha tenido una dedicación apasionada por la educación y formación de los niños y jóvenes en los valores humanos y cristianos, llevando adelante esta tarea con singular laboriosidad. Destacado conferencista en numerosos congresos y cursos pedagógicos, autor de muchos artículos y varios libros sobre educación y espiritualidad, continúa apostando a la misión educativa de la Escuela desde una concepción pedagógica integral de la persona humana. Siempre ha luchado por la defensa y la promoción de una educación católica inclusiva, como alternativa válida para las nuevas generaciones. En este objetivo lo encontramos hoy, a sus 84 años,  trabajando con el mismo entusiasmo de siempre en el Colegio Marista de San Rafael».

Please follow and like us:
Tweet 20