Ex altos ejecutivos de Techint, en puestos claves en el Gobierno

Desde Mario Dell’Acqua, al frente de Enarsa, hasta Miguel Ponte, secretario de Empleo, el holding fue un semillero de Cambiemos.

Son las personas y no las organizaciones las responsables”. Es un latiguillo común entre los representantes del Gobierno, que buscan que los casos de corrupción que se abren a partir de los cuadernos del chofer Oscar Centeno no perjudiquen la actividad, las obras, las concesiones ya en marcha con empresas implicadas.

Es el aprendizaje del Lava Jato brasileño, donde se hizo esta diferenciación a raíz del fuerte impacto económico. También es una forma de que el buen nombre del gabinete que se nutre de CEOs, directores y gerentes, no se manche. Techint es el seminario por excelencia: la empresa que más funcionarios le aportó al gobierno de Cambiemos.

Uno de los más encumbrados es el ex director de proyectos de Ingeniería y Construcción de la multinacional argentina con base en Luxemburgo: Mario Dell’Acqua (ex CEO de Aerolíneas Argentinas y ahora titular de la ex Enarsa), que desembarcó en el Gobierno en Intercargo. Durante los años que recorren los casos de los cuadernos, Dell’Acqua trabajaba en el exterior, según señalan sus allegados. PERFIL intentó contactarlo, sin éxito.

En 2008 estaba a cargo de Techint México, como director general, y  un año después pasó a Ternium Brasil. Fue Paolo Rocca, el líder de Techint, el que le dijo que tenía que sumarse a las filas del gobierno de Mauricio Macri. “Tenemos que ayudarlo”, le dijo, al quien se desempeñó 35 años en su empresa. De la mano de Dell’Acqua, además, llegaron más refuerzos de la multilatina hacia Aerolíneas.

Bruno Finiello, ahora encargado de compras de Aerolíneas Argentinas, tenía el mismo cargo en Techint. Claudio Encinas, el director financiero de la línea aérea “de bandera” –aunque la gestión actual rechace ese mote para no mostrar diferencias con el resto de los operadores–  formó parte del Grupo Techint desde los comienzos de su vida laboral. Antes de saltar al sector público, fue director financiero corporativo, CFO del Area Regional Latam y director corporativo de administración.

El último ex Techint en sumarse a las filas del Gobierno es Luis Malvido, que sin embargo trae su pasado más reciente de Telefónica. Pero antes fue analista económico financiero en Techint, aunque el dato ya no figure en su cuenta oficial de LinkedIn. Reforma. Otro de los hombres fuertes de la acerera es Miguel Angel Ponte, ex titular de Recursos Humanos y ahora secretario de Empleo del Ministerio de Trabajo. “Trabajé 44 años en Techint”, relató en un almuerzo en el Rotary Club hace algunas semanas.

Ponte llegó al Gobierno para trabajar en la reforma laboral, la productividad y la ley de pasantías, bajo el modelo de Techint. Ahora promueve un plan de inserción en el sector privado en el que las empresas sean tutoras y hace una crítica desde la vereda del Estado a su pasado: “Las empresas tienen una actitud prêt-à-porter”: todo listo para usar.   Uno de los que llegó en la primera ola al gobierno nacional es Javier Tizado. Fue abogado de Techint y pasó a ser subsecretario de Comercio Interior bajo el mandato de Francisco Cabrera en el área de Producción.

Ahora sigue dentro del Ministerio de Producción pero en la provincia de Buenos Aires,  bajo las órdenes de María Eugenia Vidal. Andrés Edelstein llegó a la secretaría de Ingresos Públicos del Ministerio de Hacienda en 2017. Fue una “autoridad” en Techint Compañía Técnica Internacional SA, según detalla un análisis del Observatorio Elites Unsam que dirige Ana Castellani. “La continuidad de gobierno es un valor muy importante para los inversores”, dijo Rocca el año pasado, antes de las legislativas y en medio de anuncios de fuertes inversiones en Vaca Muerta. (Fuente www.perfil.com).

El periodismo profesional es costoso y por eso debemos defender nuestra propiedad intelectual. Robar nuestro contenido es un delito, para compartir nuestras notas por favor utilizar los botones de “share” o directamente comparta la URL.

Fuente: Perfil.com