Escándalo en la Constituyente de Chile: un convencional fingió tener cáncer para ser electo

Rodrigo Rojas fue denunciado ante la fiscalía. Hizo su campaña política basado en una enfermedad que nunca tuvo.

Un escándalo sin precedentes salpica a la política chilena. Un constituyente que se hizo conocido por su lucha contra el cáncer y sus reclamos por una mejor salud púbica durante las protestas sociales del 2019 fue denunciado ante la Fiscalía tras confesar que jamás estuvo enfermo.

Rodrigo Rojas saltó a los medios por su imagen demacrada, sin cabello ni cejas supuestamente por sus tratamientos de quimioterapia y sus combativos reclamos durante las manifestaciones de aquel año que pusieron en jaque al gobierno de Sebastián Piñera.

Desde esa tarima improvisada en las calles de Santiago, Rojas saltó a la política y fue electo constituyente por la Lista del Pueblo en las elecciones celebradas el 15 y 16 de mayo pasados.

Pero todo era mentira.

La convención encargada de redactar la nueva Constitución que reemplazará a la heredada de la dictadura de Augusto Pinochet denunció este lunes ante la Fiscalía a Rojas después de que el sábado confesó haber fingido tener cáncer.

Rodrigo Rojas durante las protestas sociales de 2019 (Foto: AFP)

Rojas, según detalla el texto acusatorio, habría mentido en la declaración de intereses y patrimonio que se exige a todos los constituyentes. Allí afirmó tener una deuda de 27 millones de pesos (poco más de 35.000 dólares) por el financiamiento de un tratamiento contra el cáncer.

”Hemos tomado conocimiento a través de los medios que el señor Rojas ha afirmado no tener cáncer y que, por tanto, la declaración referida no sería fidedigna”, indicó la denuncia.

¿Qué pasará ahora?

El escándalo sorprendió a la sociedad chilena. Desde la convención constituyente aseguraron que analizarán el tema en los próximos días, aunque el futuro político de Rojas es incierto.

Sin embargo, la renuncia de un convencional no está contemplada en los reglamentos, excepto en caso de enfermedad grave, según expertos citados por Efe.

”Aquí no va a haber defensas corporativas. No es buena idea que entre pares exista la posibilidad de que nos destituyamos, pero sí debe haber una salida institucional”, dijo el vicepresidente de la convención, Jaime Bassa.

Rojas ya había renunciado el domingo a su cargo en la mesa directiva del órgano constituyente.

Su irrupción en la política

Rojas se popularizó en las manifestaciones sociales de 2019 como un ciudadano anónimo que afirmaba tener cáncer y reivindicaba una mejor sanidad pública.

La imagen que proyectaba era de una gran fragilidad. Sin pelo ni cejas y con el pecho al descubierto, su rostro se viralizó en las redes sociales. Incluso, en una de las marchas llegó a aparecer con catéteres en el cuerpo.

Sin embargo, la mentira se terminó el sábado pasado cuando confesó no padecer esta enfermedad, sobre la cual basó todo su discurso para dar el salto a la política. Además llevó un blog sobre su lucha contra este mal.

El engaño del constituyente Rodrigo Rojas

Rojas fue electo por la Lista del Pueblo, que él mismo fundó. Se trata de un grupo heterogéneo de independientes que emergió de las protestas sociales y que salió tercera en las elecciones constituyentes.

Su éxito fue interpretado por analistas como un rechazo a los partidos tradicionales.

La convención constituyente quedó confirmada en gran parte por ciudadanos independientes y de tendencia progresista.

El órgano comenzó en julio a redactar la nueva Constitución chilena como la vía política para amainar la crisis social en la que estaba sumida el país, la más grave en sus 31 años de democracia.

Fuente: TN

Please follow and like us: