Es odontóloga y la detuvieron por cultivar cannabis para combatir su enfermedad: “Me trataron como si fuese narcotraficante”

Edith Bernstein está siendo investigada por poseer 13 plantines que utilizaba para producir aceites y paliar los dolores que le provoca una fibromialgia que padece desde los 15 años. “No tengo dinero ni para pagar un abogado”, relató a TN.

Edith había salido a caminar, como todas las mañanas, por las mismas calles que rodean su casa en la localidad bonaerense de Gonnet. Al regresar, un camión de Prefectura Naval Argentina en la puerta de su domicilio llamó su atención. “Pensé que había pasado algo con mi familia, nunca imaginé lo que iba a suceder después”, dijo a TN.

La mujer de 59 años se presentó ante los efectivos y constató que todas las puertas de su casa habían sido destruidas. “No entendía nada”, recordó. “Estaban uniformados, con itacas, pasamontañas. Me acerqué y me empezaron a gritar. Preguntaron si mi nombre era Edith Bernstein, dije que sí, y me leyeron un acta”, agregó.

“Nadie me contestaba, me sacaron el celular, me hicieron entrar custodiada, no te diría empujada pero con esa intención. Me leyeron un acta en donde me notificaban que se trataba de una causa por narcotráfico. Una denuncia de 2019 contra mí”, expresó.

“Se llevaron 13 plantines de cannabis que utilizo para tratar una enfermedad que padezco desde los 15 años”, contó Edith.

“Sufrí tanto que me desmayé”

“Me pusieron contra una pared en una cochera en común que comparto con unas oficinas que hay en la parte de adelante de mi casa. Tenía a tres efectivos custodiándome y uno me reiteró que estaba implicada en una causa por narcotráfico. Me trataron como si fuese narcotraficante: no me dieron agua ni me permitieron tomar los medicamentos. Sufrí tanto que me desmayé”, rememoró.

La mujer es odontóloga, tiene 59 años y es madre de dos hijos  (Foto: Edith Bernstein).
La mujer es odontóloga, tiene 59 años y es madre de dos hijos (Foto: Edith Bernstein).

“Soy cultivadora porque hago aceites medicinales para mí y para mucha gente que los necesita para patologías como epilepsia, artrosis, insomnio, ELA, cáncer, esclerosis múltiple. Ayudo a muchísimas personas. Sin ir más lejos, seis de los plantines eran para papás de nenes epilépticos, los estaban esperando para poder cultivar su propia medicina”, continuó.

La mujer, odontóloga de profesión y madre de dos hijos, permaneció afuera de su casa por más de 12 horas hasta que finalizó el allanamiento. Luego fue trasladada hasta la Ciudad de Buenos Aires para brindar una declaración. Le incautaron los plantines, toda la estructura del indoor en el que cultiva, la tierra y demás herramientas.

“Se llevaron todos mis ahorros, yo no gano dinero con esto”

También me secuestraron $19 mil y US$3000. Se llevaron todos mis ahorros. Yo vivo de dos alquileres que tengo en el sur del país, porque viví muchos años allá, y de mi trabajo. No gano dinero con esto”, explicó.

La mujer reveló que se llevaron todos sus ahorros y que casi no posee dinero para pagar un abogado  (Foto: Edith Bernstein).
La mujer reveló que se llevaron todos sus ahorros y que casi no posee dinero para pagar un abogado (Foto: Edith Bernstein).

Los médicos le diagnosticaron fibromialgia cuando tenía 15 años. Desde aquel entonces convive con la fatiga, la sensibilidad en las articulaciones y los dolores musculares generalizados. “Por eso salgo a caminar todas las mañanas. Y por eso cultivo mi propio cannabis, para sentirme mejor”, dijo Edith.

Y prosiguió: “Yo encontré un gran paliativo para mi padecer, que gracias a Dios se replicó en otras personas a las que he podido ayudar con sus síntomas. Todos saben cómo trabajo a qué me dedico”.

Expusieron el dinero en el suelo para sacarle fotos como si hubiesen capturado a Pablo Escobar. Estoy implicada en una causa, acusada de infringir la ley 23.737. Sinceramente no tengo dinero para pagar un abogado. Usaré lo poco que me quedó para presentarme ante el juez, pero después deberé seguir con un defensor oficial”, aclaró.

Una de las imágenes que exhiben lo incautado en la casa de Bernstein.
Una de las imágenes que exhiben lo incautado en la casa de Bernstein.

Edith narró que los plantines fueron secuestrados por superar los nueve que están permitidos para el propio cultivo: “Lo que no saben es que siempre se plantan más porque la estadística marca que de tres a cinco no florecen. Por eso tenía 13″.

Hoy es uno de mis primeros días porque estoy sin mis elaborados de cannabis y está repercutiendo en la patología que sufro. En el estrés, la falta de descanso y la alimentación, le tengo que poner garra, el cuerpo, y sacar fuerzas de todos lados para poder pelear por esta injusticia”, concluyó.

Fuente: TN

Please follow and like us: