,

Épica en Wimbledon: Rafael Nadal estuvo cerca de retirarse, remontó un desafío muy espinoso ante Taylor Fritz y disputará las semifinales

Cada partido de Rafael Nadal, a esta altura, atesora matices cinematográficos. A los 36 años, el español escribió otro capítulo emotivo y resiliente de su extraordinaria carrera.

Afectado por una molestia abdominal que en algún momento del match lo llevó a evaluar el retiro (incluso, su padre, Sebastián, le hizo gestos para que dejara el court), el Matador tuvo otra muestra de carácter y avanzó a las semifinales de Wimbledon al derrotar al estadounidense Taylor Fritz (14° del ranking) por 3-6, 7-5, 3-6, 7-5 y 7-6 (10-4), en 4h20

Campeón en Australia y en Roland Garros esta temporada, el mallorquín amplió su invicto en los majors: 19-0. Su rival del viernes, en las semifinales, será el australiano Nick Kyrgios (40°), que nunca había llegado tan lejos en un Grand Slam. El talentoso aussie dejó de boicotearse, se dedicó a jugar y superó al chileno Cristian Garin (43°) por 6-4, 6-3 y 7-6 (7-5). Los protagonistas de la otra semifinal serán el serbio Novak Djokovic y el británico Cameron Norrie.

En el escenario había cierto aroma a desquite. Fritz sabía lo que era vencer a Nadal, ya que lo consiguió en marzo pasado en la final de Indian Wells. Y el californiano le hizo daño al europeo durante una muy buena porción del partido. Cimentado en la derecha y el servicio, por momentos pareció tenerlo contra las cuerdas a Rafa. Pero el español, la mente más granítica de todos los tiempos en el tenis y máximo campeón en torneos de Grand Slam (22; dos más que Djokovic y Roger Federer), nunca se rinde. Y lo volvió a demostrar sacando adelante un desafío sumamente espinoso que lo coloca por octava vez en las semifinales de Wimbledon (igualó la línea de Pete Sampras y de John McEnroe; Federer, con 13, es el que más posee).
Rafael Nadal hablando con el fisioterapeuta cuando los dolores abdominales lo afectaron en su match ante Taylor Fritz.
Rafael Nadal hablando con el fisioterapeuta cuando los dolores abdominales lo afectaron en su match ante Taylor Fritz.ADRIAN DENNIS – AFP

En el segundo set, las molestias físicas del español se agravaron. Nadal abandonó la cancha tras pedir un tiempo médico por su problema abdominal y desde su box le recomendaron que no siguiera arriesgando, pero el actual número 4 del mundo no hizo caso a las peticiones y regresó a la cancha. “Voy a esperar un poco más”, le comunicó al fisioterapeuta que lo trató. Y vaya si pudo sobreponerse a esa molestia…

Una postal de la victoria de Rafael Nadal ante Taylor Fritz en Wimbledon.
Una postal de la victoria de Rafael Nadal ante Taylor Fritz en Wimbledon.GLYN KIRK – AFP

Nadal terminó el match con cinco aces, siete doble faltas, un 65% de primeros servicios, el 70% de puntos ganados con el primer saque y el 47% con el segundo. Anotó 55 tiros ganadores (Fritz logró uno más) y cometió 42 errores no forzados. Además, le rompió el saque al norteamericano en siete de las 14 oportunidades que tuvo.

“El cuerpo en general está bien: el abdominal es algo que no va bien, siendo honesto. Tuve que encontrar una manera de sacar un poco diferente y durante muchos momentos pensé que tal vez no podría terminar el partido”, narró Nadal antes de dejar el centre court. El mallorquín se mantiene en posición de lograr algo que nadie consigue desde Rod Laver en 1969: completar el Grand Slam en un año calendario. Por primera vez en su carrera, además, el balear podría ganar estos tres majors de manera consecutiva: Abierto de Australia, Roland Garros y Wimbledon. Una oportunidad que a esta altura, teniendo en cuenta su edad y las molestias físicas que lo persiguieron, parecía imposible.

Rafael Nadal venció a Taylor Fritz en los cuartos de final de Wimbledon.
Rafael Nadal venció a Taylor Fritz en los cuartos de final de Wimbledon.Gerald Herbert – AP

El match del viernes, sin dudas, será de alto voltaje y tendrán muchos condimentos: Nadal y Kyrgios se enfrentaron nueve veces, con seis triunfos del español. Pero uno de los triunfos del australiano fue, precisamente, sobre el césped del All England, en los 8vos de final de 2014: Rafa era número 1 y, Kyrgios…, 144° (luego cayó en los cuartos de final ante el canadiense Milos Raonic).

“Disfruto mucho de estos partidos delante de este público. Ha sido una tarde complicada ante un gran rival. No ha sido un partido fácil para mí. Espero estar preparado para jugar ante Kyrgios. Será un gran reto y necesito estar al cien por cien”, narró Nadal, que siempre tiene una vida más.

“Pensé que había pasado el tren”

“No habría imaginado nunca estar en semifinales en un torneo del Grand slam. Pensaba que había dejado pasar el tren”, celebró Kyrgios, que a los 27 años se encumbró como el primer australiano en acceder a las semifinales de Wimbledon desde que Lleyton Hewitt en 2005. Es, también, el jugador peor clasificado en conseguirlo desde la edición 2008, cuando el ruso Marat Safin (por entonces, 75° del mundo) y el alemán Rainer Schuettler (94°) lograron un lugar en las semifinales.

El australiano Nick Kyrgios jugará las semifinales de Wimbledon.
El australiano Nick Kyrgios jugará las semifinales de Wimbledon.

El australiano está ante la gran oportunidad de su carrera: meterse en la batalla final por un título grande. “No hice las cosas bien al principio de mi carrera y reconozco que perdí tiempo”, se lamentó Kyrgios, que posee seis títulos en el tour (trofeos de la categoría 500 fue la más valiosa que consiguió) y tres finales (la más trascendente, la del Masters 1000 de Cincinnati 2017).

Fuente: La Nación

Please follow and like us: