Encuentran más de 82 kilos de cocaína en un avión que llevaba caballos de polo

El avión llevaba caballos de polo a Holanda. Pero tres cajas que estaban acomodadas en otro sector de la nave le llamaron la atención a los agentes de Aduana, en el Aeropuerto de Ezeiza. Los perros entrenados especialmente para detectar drogas confirmaron las sospechas. Adentro había 82 kilos con cocaína.

El hallazgo tuvo lugar este martes a la tarde en el interior de la bodega de un avión Boeing 747 que estaba a punto de despegar desde Ezeiza. El vuelo de la empresa MartinAir era operado por KLM cargo con destino a Amsterdam. Por el hecho, hay siete personas detenidas y un prófugo.

Se trata del vuelo MP 6912, cuya carga se encontraba en tránsito, y que provenía del aeropuerto de Guarhulos de San Pablo, Brasil. Su itinerario incluía una escala en Buenos Aires y el destino final era la capital holandesa.

Del operativo participaron más de 50 agentes de Aduana, que depende de la AFIP, y cinco perros especialmente adiestrados para buscar drogas.

«Fue una cuestión de olfato de los agentes aduaneros que ante una circunstancia que les llamó la atención llevaron a los canes», dijo una fuente del caso a Clarín.

La particularidad del vuelo es que adentro de la bodega viajaban varios caballos de polo. Los investigadores descartaron que el envío de los equinos tuviera relación con la cocaína.

Con la ayuda de los perros, los investigadores hallaron en el interior de la bodega del avión, un cargamento de 82 panes de cocaína de algo más de un kilo cada uno. La droga estaba repartida en tres cajas con repuestos, ya preparadas para el vuelo con las redes contenedoras. Una tenía con 40 kilos de cocaína y las otras dos con alrededor de 20 cada una.

El hallazgo derivó en siete detenciones. Tres integrantes de la tripulación, de nacionalidad holandesa, y cuatro de la zona de despacho de la empresa Martinair que participó en el abastecimiento del avión. Estos últimos, argentinos, son los más comprometidos.

Hay un octavo sospechoso prófugo que escapó en el momento en que los agentes de Aduana fueron a hacer el operativo.

En el caso interviene el juez nacional en lo Penal Económico N° 2, Javier López Biscayart, la Fiscalía Nacional en lo Penal Económico N° 2 a cargo de Emilio Guerberoff, y la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar) a cargo del fiscal federal Diego Iglesias.

Los detenidos esperaban para ser indagados por el juez López Biscayar, que además ordenó a la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) una serie de allanamientos en distintos domicilios de la ciudad de Buenos Aires y del Conurbano bonaerense.

Este miércoles a la tarde, el juez y el fiscal se encontraban en el Aeropuerto de Ezeiza para realizar una inspección ocular en el lugar del hallazgo.

Los investigadores analizan si la modalidad de envío de la droga fue la de «rip off», que consiste en la «contaminación de una carga enviada de manera regular». Para eso están tratando de determinar si las cajas fueron subidas al avión en Brasil y si allí o en Ezeiza alguien infiltró la cocaína, según dijeron fuentes del caso a Clarín.

Un acontecimiento similar se produjo en septiembre de año pasado, cuando se secuestraron 254 kilos de cocaína ocultos en valijas en un vuelo con destino a España.

Por el hecho, quedaron detenidos en aquel momento tres integrantes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) acusados de integrar y darle protección a la banda y otras 13 personas.

Please follow and like us:
Tweet 20