¿En qué fase está cada vacuna?

La vuelta a la vida anterior pasa por el desarrollo en tiempo récord de una vacuna contra la covid de entre los 213 proyectos en marcha

Encontrar una vacuna eficaz y segura tarda normalmente años de investigación y pruebas. Pero en el caso del coronavirus no hay tiempo que perder y el objetivo es desarrollar una en tiempo récord. Los políticos prometen tenerla antes de que acabe el año, pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) se muestra recelosa de una vacuna aprobada con prisas. De hecho, de conseguirse en 2021 sería, con mucha diferencia, la vacuna más rápida jamás desarrollada.

Y es que para que una vacuna sea apta para su aprobación debe pasar por cuatro fases previas. Los ensayos preclínicos tienen lugar en células y animales, como ratones o monos, y las fases 1, 2 y 3 en humanos. En la fase 1 se suministra la vacuna a un pequeño grupo de personas para descartar efectos graves y evaluar efectos biológicos, incluida la respuesta inmune inducida. En la fase 2 se prueba con cientos de personas para evaluar la respuesta inmune inducida, ajustar la dosis y confirmar la seguridad. En la fase 3 se demuestra que la vacuna es segura y eficaz en un ensayo con decenas de miles de personas.

Para que la vacuna del ébola fuese aprobada para su uso tuvieron que pasar cinco años. La posible protección contra el coronavirus se trata de conseguir en unos 18 meses.

La OMS calcula que en verano de 2021 la vacuna empezará a estar disponible para grupos de riesgo, pero no será hasta 2022 cuando se podrá empezar el vacunado masivo. Y es que para que una vacuna sea aprobada debe cumplir todos los protocolos de seguridad. A pesar de ello, el 40% de los españoles afirma que no se vacunaría con la primera inmunización disponible.

¿Cómo funciona una vacuna?

El objetivo de las vacunas es someter al cuerpo humano al contacto con el virus (o partes de él) para que active su respuesta inmune y genere defensas.

Se introduce en la célula directamente el material genético del coronavirus para generar la proteína de la espícula y que el sistema inmune reaccione.

Fuente: Los datos se extraen del Milken Institut, que rastrea todas las vacunas en desarrollo de fuentes públicas fiables como la OMS.

Fuente: Elpaís

Please follow and like us:
Tweet 20