En minutos se vota la Reforma Previsional

Tras una nueva jornada de batalla campal fuera del Congreso, el oficialismo busca convertir en ley la polémica reforma previsional, que cambia la forma de calcular los aumentos que reciben los jubilados y los beneficiarios de la AUH.

Cambiemos conseguía apoyo de un sector del peronismo no kirchnerista agrupado en el bloque Argentina Federal, que responde a gobernadores de ese signo político.

Producto del acuerdo, que debió ser reforzado con el anuncio de un bono, tras la caída escandalosa de la sesión del jueves pasado,se logró finalmente un quórum ajustado, pero firme, de 130 diputados, para iniciar la sesión a las 14.13.

Pero el debate de la reforma empezó cinco horas más tarde.

Durante ese tiempo, la oposición kirchnerista, massista, de la izquierda y fuerzas menores, intentó sin éxito que la sesión se levantara, con el argumento de los graves choques en las calles.

Fueron más de 40 planteos y cuestiones de privilegio: «Afuera se están matando», dramatizó el jefe de la bancada K, Agustín Rossi. «Así no se puede sesionar», sostuvieron decenas de diputados, entre cruces y gritos. Llegó a haber cinco votaciones, todas perdidas por la oposición, para levantar la sesión o llamar a consulta popular.