En los barrios populares los alimentos subieron 25% en 4 meses y crece el consumo de harinas

En los barrios populares del conurbano bonaerense, los precios de los 60 productos que componen la canasta básica alimentaria subieron 7,8% en abril respecto de marzo y acumulan un alza del 25,2% en el primer cuatrimestre, según un relevamiento del Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCi).

En diálogo con TN, el director nacional del ISEPCi, Isaac Rudnik, advirtió que los precios acordados con los comercios de cercanía para unos 60 productos “no están en los barrios populares”, pero tampoco acceden al programa Precios Cuidados porque o bien los supermercados están lejos o como cobran a diario o semanalmente no tienen capacidad de hacer compras mensuales grandes.

De acuerdo con los datos de inflación dados a conocer este jueves por el Indec, en el Gran Buenos Aires (Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense), la canasta básica aumentó 6,2% en abril, pero los precios relevados que se encuentran dentro del programa Precios Cuidados -que no llega a los barrios populares- para abril representaron el 6,23% del total de precios relevados en esa región.

Ante esta situación, dijo que muchas familias “dejaron de consumir alimentos que tienen nutrientes que deberían ser insustituibles, se dejó de consumir carne y se pasó al pollo, fundamentalmente alitas”. “Ha habido un corrimiento hacia productos que llenan la panza, como harinas, derivados de harinas, alimentos ricos en grasa, poca verdura, fruta y carnes y los lácteos que siguen disminuyendo”, precisó.

Cuánto aumentaron los precios de los alimentos en los barrios populares

En los barrios populares casi todo el ingreso familiar se destina a alimentos, por eso, lo que sucede con los precios en los comercios de cercanía tiene un impacto directo en las decisiones de compra y en la calidad de vida.

En los barrios populares los alimentos subieron 25% en 4 meses y crece el consumo de harinas

De acuerdo con el relevamiento del ICEPSi realizado en los barrios populares del conurbano bonaerense, los productos que más aumentaron de precio en abril respecto de marzo, fueron diferentes cortes de carne vacuna, pescado, arroz, leche, frutas, pollo y el hígado, todos por encima del 10% y hasta el 25% en un solo mes.

De los 60 productos, 38 subieron de precio, diez no registraron modificaciones, y nueve bajaron su valor, en su mayoría alimentos estacionales, como la acelga, el tomate, la mandarina y la lechuga.

“Para mayo, con estos números, es difícil ver que pueda haber un descenso importante porque hay un arrastre y porque los precios que el Gobierno publica en los listados oficiales no los detectamos en el barrio”, dijo Rudnik.

Los precios del primer cuatrimestre en barrios populares.
Los precios del primer cuatrimestre en barrios populares.

La canasta de alimentos que sondea el instituto contiene los mismos 60 productos que releva el Indec, solo que el organismo liderado por Marco Lavagna chequea un universo mucho más amplio, que incluye Precios Cuidados, mientras que el ICEPSi lo hace solo en los comercios de cercanía de los barrios populares, donde habitualmente compran los habitantes de esos lugares.

A la par de la suba de precios, crece la malnutrición

ICEPSi realiza también un chequeo de detección precoz de malnutrición y en el último informe (que próximamente estarán volviendo a hacer) registró que el 40% de los chicos de hasta 17 años registra altos niveles, concentrados en sobrepeso y obesidad. Mientras que la desnutrición alcanza a entre el 3% y el 4%.

“En otros lugares de clase media también hay sobrepeso y obesidad, pero es un problema de educación, en cambio, en los barrios populares es un problema de ingresos, que no son suficientes para adquirir alimentos indispensables, como frutas, verdad, carnes y lácteos”, describió el director del instituto.

Suba de precios versus ingresos que no alcanzan

Según dijo Rudnik, lo que preocupa en los barrios populares es que “el aumento de los alimentos sobrepasa los incrementos extras que se fueron dando desde el Gobierno, como la suba de los planes y de la tarjeta Alimentar, que son los ingresos principales y todo el tiempo van por detrás”.

De acuerdo con el análisis que realiza ICEPSi en los barrios populares de todo el país, “esto lleva a que la gente se endeude para llegar a fin de mes y lo hacen o con financieras legales, que cobran intereses por encima del 100%, o con financistas ilegales que hay en los barrios ilegales, que prestan con intereses son mucho más altos”.

En los barrios populares los alimentos subieron 25% en 4 meses y crece el consumo de harinas

“Cuando se mira desde afuera se ven los bonos como recursos para comprar más o mejores alimentos y en la mayoría de los casos son para saldar deudas que fueron tomadas antes para resolver la situación del día tras día”, dijo.

Entonces, lo que sucede es que los ingresos extra, como el bono de $18.000, que se dará en dos cuotas de $9000, según Rudnik, se usarán para saldar deudas, pero ante la falta de continuidad “es una bola, porque la gente se va a volver a endeudar para llegar a fin de mes”.

“Quedan a merced de las changas adicionales que puedan conseguir, de los trabajos extra que tengan las mujeres en casas particulares. Es una situación de incertidumbre permanente, que estos incrementos que va dando el Gobierno no resuelve”, dijo.

Cuál es la propuesta para frenar la suba de precios en barrios populares

El problema de la inflación es grave en todo el país, pero afecta siempre más a quienes destinan casi la totalidad de los ingresos a cubrir la canasta básica de alimentos.

Las soluciones son complejas, pero Rudnik formuló una propuesta “como los primeros pasos para generar medidas con el objetivo de anclar expectativas”:

  • Congelar los precios de los 60 productos básicos de la canasta alimentaria por un plazo determinado, como “protección para todas las familias de los barrios populares”. “Es una medida urgente, no es la solución a la inflación”, aclaró.
  • Controlar en las cadenas de valor los justificativos que tienen las empresas para subir los precios.
Los barrios populares piden al Gobierno que siente a negociar precios a las grandes cadenas mayoristas. (Foto: Noticias Argentinas)
Los barrios populares piden al Gobierno que siente a negociar precios a las grandes cadenas mayoristas. (Foto: Noticias Argentinas)
  • Apoyar desde el Estado la creación de cooperativas y emprendimientos de la economía popular que produzcan alimentos y así generar competencia con las grandes empresas. “Esta competencia generaría una situación diferente en la dinámica de todo el funcionamiento del mercado”, aseguró.
  • Incluir a las grandes cadenas mayoristas en las negociaciones porque es ahí donde se abastecen los negocios de los barrios populares, que no pueden hacer acopios de stock. “Los precios mayoristas de los alimentos aumentaron 25% en el trimestre, según el Indec, y eso no se corresponde con ninguna situación que justifique los aumentos”, advirtió.

En materia de inflación queda mucho por hacer, pero está claro que la situación de los barrios populares es urgente.

Fuente: TN

Please follow and like us: