En Cambiemos preocupa el «exitismo» tras la mejora en las encuestas

Marcos Peña y Salvai temen que la confianza en el triunfo desmovilice al votante macrista y les juegue en contra.

En Cambiemos comenzó a preocupar el exitismo de las propias filas luego de que Mauricio Macri repuntara en las encuestas tras meses de caída.

Tanto en la Rosada como en la gobernación bonaerense creen que mostrar al presidente y a María Eugenia Vidal en una pose triunfalista les puede jugar en contra porque podría desmovilizar tanto a la militancia como al votante de Cambiemos.

En ese sentido, sostienen que el «veranito» de Macri puede atentar contra la concurrencia del votante propio en las primarias de agosto.

Teniendo en cuenta que ninguna encuesta lo da a Macri arriba de Alberto Fernández en las Paso, la amenaza mayor para el Gobierno es que ese exceso de confianza provoque la inacción del propio bando y desemboque en el escenario más temido por la Rosada, que es que la fórmula de Cristina Kirchner estire la diferencia a cinco puntos o más.

En ese contexto, Federico Salvai, mano derecha de Vidal, les sugirió a los dirigentes bonaerenses de Juntos por el Cambio que terminaran con el optimismo exacerbado.

«Nos pidió que hasta el día de la elección encaráramos la campaña como si estuviéramos perdiendo», dijo a LPO una candidata en la provincia.

Si bien no abandona el optimismo, el jefe de campaña de Macri, Marcos Peña, también dialogó con su equipo sobre la necesidad de «bajar las expectativas».

En tanto que el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, es otro de los que propone que es más ventajoso «correr de atrás» y seguir peleando voto a voto.

Fuente: Lapolíticaonline