,

Empezó la junta médica de Maradona y piden recaratular a «homicidio doloso»

Veinte peritos oficiales y de parte se reunieron hoy por primera vez para dar inicio a la junta médica clave que definirá si la muerte de Diego Armando Maradona se pudo haber evitado y si hubo mala praxis, y dos de los abogados manifestaron que la causa debería caratularse como «homicidio doloso».

Pasadas las 10, los distintos abogados y peritos comenzaron a arribar este lunes a la sede de la Superintendencia de Policía Científica de la policía bonaerense, ubicada en avenida 52 y 118, de la ciudad La Plata.

Dos de los fiscales que firman el expediente, el fiscal general adjunto de San Isidro, Cosme Iribarren, y la fiscal de Benavídez, Laura Capra, fueron los dos representantes del Ministerio Público Fiscal (MPF) que encabezaron la reunión donde se definieron las pautas de trabajo.

Fuentes judiciales indicaron a Télam que hoy se acordó dividir el trabajo de los profesionales en dos grupos: por un lado, lo vinculado a la medicina clínica, sanitarista y cardiológica; y por el otro, lo psiquiátrico y psicológico.

También definieron que no todas las reuniones serán presenciales, sino que se juntarán de manera virtual a través de la aplicación Zoom u otras plataformas similares, y ya se acordó para el próximo viernes la primera reunión virtual.

«Además, para evitar cualquier tipo de filtración de materiales audiovisuales o sensibles, los peritos deberán asistir de manera presencial a la Fiscalía General de San Isidro, con previo aviso, cuando requieran ver videos, fotografías y algún documento en papel», explicó a Télam uno de los investigadores judiciales.

Al término de la primera reunión, el abogado Mario Baudry, que representa como particular damnificado al hijo de su pareja Verónica Ojeda, Dieguito Fernando Maradona, el menor de los hijos del «10», se mostró conforme con la selección de especialistas que hicieron los fiscales y explicó que por ello, él no presentó peritos de parte.

«Estoy muy conforme con las preguntas que se hicieron, son muy claras, muy concretas y buscan hechos muy puntuales. Si los médicos responden esas preguntas es suficiente. La instrucción que yo tengo de Verónica es saber la verdad y la verdad es más dura de lo que uno sospechaba», comentó a Télam el abogado.

Al ser consultado sobre si la carátula debería ser pasar de «homicidio culposo» –tal como por el momento definieron los fiscales- a un «homicidio doloso», Baudry contestó: «Yo vengo diciendo desde el primer día que a Diego lo mataron».

«Cuando ustedes escucharon los audios y WhatsApp entendieron lo que uno sentía. Yo represento a Dieguito, a un nene que perdió a su papá, no que perdió a Maradona. Yo creo que este delito es doloso, de mínima hay un abandono de persona agravado que es de 5 a 15 años (de cárcel), pero puede ir al homicidio por omisión», opinó Baudry.

Otro de los abogados que habló hoy de la calificación es Rodolfo Baqué, quien defiende a Dahiana Gisela Madrid, la enfermera que estaba presente al momento del fallecimiento del DT de Gimnasia.

«Sigo sosteniendo que hay un homicidio simple con dolo eventual o un abandono de persona en los términos del (artículo) 106 del Código Penal, que es el que pone en riesgo la salud o la integridad física de una persona», señaló Baqué.

El defensor coincidió con Baudry en que los médicos que integran la junta médica «son de excelentísimo nivel» y que no puso peritos de parte por ello y porque, según dijo, «al tenor de las preguntas claramente se desprende que hay una ausencia de participación de los enfermeros» en la muerte del Maradona.

Más temprano, Vadim Mischanchuk, abogado de la psiquiatra imputada Agustina Cosachov, aseguró que de la junta médica que se inició en la ciudad de La Plata «se va a saber si había algún tipo de reproche» para los profesionales que atendieron al exfutbolista y anticipó que su clienta podrá «justificar cada uno de sus actos como médica psiquiatra».

Son 24 puntos de pericia que los fiscales formularon para que los expertos contesten cuál era el estado cardiológico de Maradona, si sus médicos debían conocerlo, si estaba bien o mal medicado, si la neurocirugía a la que fue sometido era necesaria, si la casa del barrio San Andrés de Tigre donde falleció el 25 de noviembre era el lugar adecuado para una internación domiciliaria y si el equipo a cargo de su salud aumentó, por sus acciones u omisiones, los riesgos para el «10».

Los peritos oficiales son Carlos Cassinelli, Federico Corasaniti, Agustín Grimoldi Vázquez y Javier Grubisa -los cuatro legistas de la autopsia-; el cardiólogo Gustavo Di Niro; los psiquiatras Enrique Gallego y José Luis Covelli; el toxicólogo Carlos Damin; el nefrólogo Hernán Trimarchi y el hepatólogo Fernando Cairo.

Los siete profesionales de la salud imputados en la causa son el neurocirujano Leopoldo Luque (39); la psiquiatra Cosachov (35); el psicólogo Carlos Daniel «Charly» Díaz (29); los enfermeros Madrid (36) y Ricardo Omar Almirón (37); la médica coordinadora Nancy Forlini (52); y el coordinador de los enfermeros, Mariano Perroni (40).

Algunas de sus defensas presentaron como peritos de parte a Antonio Martín Maya y Antonio José Maya (por Luque); el psiquiatra Aníbal Areco y al cardiólogo Ricardo Iglesias (por Cosachov); la psiquiatra Blanca Graciela Huggelmann (por Díaz); Mariana Flichman y Guillermo López Ávila (por Forlini); y las psicólogas Karina Catanzariti y Laura Fusca (por Perroni).

Por el lado de las querellas, las hijas Dalma y Gianinna Maradona, nombraron como peritos de parte al cardiólogo Sergio Víctor Perrone y a Mario Schiter, quien actuó como veedor de la autopsia y ya había tenido como paciente a Maradona.

Fuente: Telefenoticias

Please follow and like us:
Tweet 20