,

Empate caliente

Huracán y Vélez igualaron 1-1 y, aunque el resultado fue justo, los dos hicieron méritos para llevarse algo más. Cufré abrió la cuenta e igualó Gamba, de penal. Al final Robertone se fue mal expulsado y casi se arma.

Huracán y Vélez, dos clubes que supieron definir un título mano a mano hace una década, volvieron a verse las caras esta noche en Parque Patricios y el resultado no terminó de conformar a ninguno de los dos. Fue empate 1-1, justo porque el trámite fue parejo, pero incapaz de llenar las ambiciones de dos equipos que, aún con sus limitaciones, buscaron el triunfo durante todo el partido. Sobre el final, Robertone se fue mal expulsado y la historia terminó caliente con el árbitro Mastrángelo.

Los dos venían de perder la fecha pasada y sabían que un triunfo los metía de lleno en la pelea por la clasificación a la Libertadores del año que viene. El punto le alcanza al Globo para seguir en la zona de Repechaje, pero deberá empezar a sumar de a tres más seguido para que no se lo coman los que vienen atrás.

Justamente fue el equipo de Mohamed el que arrancó mejor, con Gamba picante en la conducción y Barrios siempre listo para incomodar al fondo velezano. Sin embargo, en la primera que tuvo, el ex Unión le dio muy mal de emboquillada, y luego el delantero erró un cabezazo de esos que suele mandar para adentro. Y el Fortín empezó a crecer.

A partir del juego y la movilidad de Vargas, cuando no, el equipo de Heinze contestó con un remate de Robertone el palo y, poquito después, tras otra buena acción del Monito que se llevó a todos los defensores, el lateral Cufré apareció en el área para romperle el arco Silva. En esa jugada, los de Liniers llegaron con siete hombres a posición de gol.

El Globo recuperó los colores en el arranque de la segunda mitad y, aunque se expuso en su búsqueda de la igualdad, luego de que Barrios perdiera otra chance, De La Fuente lo abrazó a Garro adentro del árae y le simplificó todo al equipo del Turco. Gamba no falló desde los 12 pasos y estampó el empate en el Ducó.

Sobre el final pudo ser de los dos, porque ninguno perdió las intenciones, pero se fueron quedando sin piernas y el juego se alejó de los arcos. Nico Domínguez tuvo una más de cabeza para Vélez y Robertone se fue mal expulsado por doble amarilla, pero el Globo no pudo aprovecharlo en los minutos que quedaban y por eso el punto tuvo gusto a poco. Al final, los del Fortín se le fueron encima a Mastrángelo y casi se arma, pero por suerte no pasó a mayores.

Fuente: Olé