Elisa Carrió tensó aún más la interna de Cambiemos

Presentó el pedido de juicio político contra Germán Garavano

Elisa Carrió concretó finalmente su amenaza y presentó el pedido de juicio político contra el ministro de Justicia, Germán Garavano. Fue un paso más en la interna que mantiene desde hace un par de semanas con los principales integrantes del Gobierno, incluido el presidente Mauricio Macri.

El proyecto, cuyo contenido había sido adelantado por Infobae el jueves pasado, ingresó por mesa de entradas de Diputados a las 17.25 de este martes. Además de “Lilita”, fue firmado por todos los diputados de la Coalición Cívica: Paula Oliveto, Marcela Campagnoli, Juan Manuel López, Javier Campos, Héctor “Toti” Flores, María Lucila Lehmann, Leonor María Martínez Villada, Alicia Terada y Orieta Cecilia Vera González.

Por la mañana, el diputado Pablo Tonelli, del PRO, había dicho en declaraciones radiales que la iniciativa era “una exageración”. En la misma línea se había manifestado durante el fin de semana Daniel Lipovetzky, también del PRO: “No hay ningún fundamento”. Es un hecho que ni el partido liderado por Macri ni la Unión Cívica Radical acompañarán el texto de la CC.

La primera “falta” que Carrió le endilgó a Garavano en la presentación es por sus dichos relacionados a que no era bueno para un país que un ex presidente estuviera detenido o que se pidiera su detención, en clara referencia a Cristina Kirchner: “No solo implicó una grave intromisión en las competencias de la Justicia y del Congreso Nacional, sino que nos ha generado un razonable temor respecto a posibles intervenciones por su parte”.

“Pese a que luego intentó ‘desdecirse’ parcialmente, asegurando que eran manifestaciones de orden ‘técnico’ y ‘en abstracto’, nos preguntamos si sus dichos no fueron un acto fallido o un mensaje intencionado; siendo indiscutible que, en el mejor de los casos, el ministro dejó de lado su rol político y su responsabilidad como funcionario representante del Poder Ejecutivo en materia de Justicia para realizar manifestaciones absolutamente inoportunas e impropias de su función”, subraya el proyecto.

Otra de las acciones que la líder de la Coalición Cívica le reprocha al ministro es la contratación en Justicia de María del Carmen Falbo, ex procuradora de la provincia de Buenos Aires: “Tuvo que retirarse de su cargo ante la inminencia de su destitución por mal desempeño y comisión de delitos en el ejercicio de sus funciones, relacionados con el encubrimiento de crímenes vinculados al narcotráfico, entre otras graves acusaciones que pesan sobre ella”.

Carrió da cuenta además de los cuestionamientos al funcionario por dejar caer la acusación contra los ex fiscales Eamon Müllen y José Barbaccia en el juicio oral por la causa de encubrimiento del atentado a la AMIA. “No tuvo pudor de intervenir en una abierta defensa de los ex fiscales de la causa del atentado, llegando incluso a dictar actos administrativos para intentar beneficiar la situación procesal de los mismos”, subraya el proyecto de juicio político.

La iniciativa fue trabajada por la abogada Mariana Stilman, del equipo jurídico de la CC, que renunció a la querella del Estado en el caso AMIA por serias discrepancias con Garavano y sus asesores.

El ministro de Justicia, Germán Garavano

El ministro de Justicia, Germán Garavano

La intervención del ministro para beneficiar procesalmente a los ex fiscales fue torpe, evidente, inexplicable. Incluso ha merecido una denuncia penal por parte del ex titular de la Unidad Amia; lo que más allá del resultado de la misma, deja en evidencia el mal desempeño que aquí postulamos”, agrega el texto.

Asimismo, la CC apuntó contra el ministro por su supuesta participación, junto a otros actores del oficialismo, en una maniobra para “acomodar” jueces en el fuero federal o cubrir vacantes de juzgados claves en el fuero contencioso administrativo.

El presente pedido de juicio político no se basa meramente en una ‘opinión’ del ministro o en manifestaciones pública del mismo, sino en los hechos que entendemos hay detrás de las mismas y el ministro omite exteriorizar, por obvias razones. Solicitamos nos acompañen en nuestro pedido a fin de dictaminar por la aprobación de la presente resolución”, concluye el escrito.

La presentación del juicio político, con la firma de Elisa Carrió y los otros nueve diputados de la Coalición Cívica

La presentación del juicio político, con la firma de Elisa Carrió y los otros nueve diputados de la Coalición Cívica

La semana pasada, y como una señal de distensión con la Casa Rosada, Carrió había pospuesto la presentación del proyecto. Fue después de pedirle al Presidente que “saque” a Garavano durante la presentación del programa “Argentina Exporta”, en el CCK y frente a un auditorio repleto.

Horas más tarde, dijo a través de su cuenta de Twitter que en realidad se había tratado de una “broma”.

Pero el sábado, en la mesa de Mirtha Legrand, “Lilita” volvió a la carga: ratificó que había perdido la “confianza” en Macri en relación a la lucha contra la corrupción, que el jefe de Estado tenía que elegir entre Daniel Angelici y ella, y machacó, de nuevo, contra la figura del ministro de Justicia. “No existe, está muerto, perdió el respeto de la sociedad”, aseguró.

Este mediodía, horas antes de la presentación formal del juicio político, fue el ministro Dante Sica el encargado de contestar esas acusaciones. “Carrió forma parte de la alianza Cambiemos, es un aporte necesario a la conducción de Cambiemos”, dijo primero. Pero enseguida marcó la cancha: “El gabinete responde al Presidente y al Poder Ejecutivo, no lo vi muerto a Garavano, estuvo en la reunión de gabinete y lo vi bastante bien de salud”.

Fuente: Infobae