Elisa Carrió investiga cómo actuaron los organismos de derechos humanos en el caso Maldonado

La diputada nacional y aliada de Cambiemos apunta a denunciar no sólo a testigos por falso testimonio sino también a distintos actores por radicar falsas denuncias

Según pudo saber LA NACION de fuentes gubernamentales, la diputada Elisa Carrió analiza todo el caso Santiago Maldonado para denunciar no sólo a testigos por falso testimonio y a distintos actores por radicar denuncias falsas, también por urdir “un complot con fines electorales”. En la mira de Carrió hay organismos y miembros de derechos humanos y legisladores. Carrió se ocupa en persona y con su equipo de determinar minuciosamente cómo actuaron estos organismos y cómo incidieron en la elaboración del relato.

A casi cinco meses de la investigación por la muerte del joven Santiago Maldonado, que estuvo desaparecido 78 días hasta que su cuerpo fue hallado a orillas del río Chubut, la fiscalía federal de Esquel pidió ayer su recaratulación y que la muerte del joven continúe siendo investigada como “averiguación de muerte o muerte dudosa”.

Agregó que “no se ha comprobado ni siquiera mínimamente ninguno de los elementos” que justifiquen una desaparición forzada de personas.

“Las carátulas de las causas tienen impacto mediático pero no así judicial ya que la tipificación propuesta representa sólo una hipótesis de investigación que puede cambiar a lo largo del proceso y que debe probarse o descartarse”, explicó una califica fuente judicial.

En el mismo escrito, Ávila pidió además la unificación de las cinco querellas (la familia Maldonado, el Cels, la APDH, la Comisión Provincial por la Memoria, y la Comisión de Ex Detenidos y Desaparecidos) en una sola. Se sumó así a la argumentación de la Gendarmería.

Todas las partes calificaron como irregular y nula la testimonial tomada anteayer por el juez Gustavo Lleral a Lucas Pilquiman, conocido como el testigo E, y persona clave ya que fue el último en ver con vida a Santiago Maldonado cuando ambos cruzaban el río Chubut.

Tanto la querella de la familia Maldonado como la fiscalía interpusieron recursos de nulidad al argumentar que no fueron notificados con la debida antelación como exige el código procesal penal. Un malestar especial suscitó la medida en la fiscalía, que había pedido interrogar a Pilquiman el 29 de octubre pasado y no tuvo oportunidad de repreguntarle al testigo.

Fuente: La Nación