,

El primer jugador sordo en ganar un partido ATP

Lee Duck-hee venció a Henri Laaksonen y dio un gran paso en el gran sueño de su vida: convertirse en el mejor jugador de la historia de Corea del Sur, su país, a pesar de su discapacidad. Deporte sin barreras.

El triunfo de un tenista surcoreano en la primera ronda de un ATP 250 ante un rival suizo difícilmente ocuparía un lugar destacado en la prensa mundial. Pero fue, sin dudas, un notición: Lee Duck-hee se convirtió en el primer jugador sordo de la historia en lograr un triunfo en un torneo ATP. Fue 7-6 y 6-1 ante Henri Laaksonen en el certamen de Winston Salem en Estados Unidos.

El jugador de 21 años nunca dejó de buscar su sueño a pesar la discapacidad auditiva, que le fue diagnosticada cuando apenas tenía dos. Como no puede escuchar los fallos del umpire ni los de los de los jueces de línea, se comunica con ellos mediante señales y gestos para saber si una pelota fue buena o si salió.

Duck-hee, el primer tenista sordo en lograr un triunfo ATP.

Duck-hee, el primer tenista sordo en lograr un triunfo ATP.

Incluso el trabajo diario se le dificulta: su entrenador debe darle las indicaciones por mensajes de texto o en un papel. Es que Duck-hee puede hablar, por eso no habla mediante lenguaje de señas. Aprendió a leerle los labios a quienes intentan hablarle, en coreano, claro. Ubicado en el puesto 212 del ranking mundial, el objetivo del joven tenista es superar Lee Hyung Taik, el mejor de la historia en su país con la raqueta, y para eso deberá llegar al 26° lugar del escalafón.

«La gente se reía de mi discapacidad, me decían que no debería estar jugando. Quería enseñarle a todos que podía hacerlo. Mi mensaje para aquellos con una discapacidad auditiva es que no se desanimen. Si te esfuerzas, puedes hacer cualquier cosa», afirmó Duck-hee en declaraciones recogidas por la web del circuito.

Duck-hee, el primer tenista sordo en lograr un triunfo ATP.

Duck-hee, el primer tenista sordo en lograr un triunfo ATP.

Lee no es el único con una limitación similar. Yannick Hanfman, el alemán de 27 años que fue rival de Rafael Nadal en Roland Garros, también tiene una discapacidad auditiva aunque en su caso sus oídos consiguen escuchar el 60%.

Fuente: Olé