¿El primer delito cometido en el espacio?

Una astronauta estadounidense está siendo investigada por acceder a una cuenta bancaria de su exmujer desde la ISS

Una astronauta estadounidense, Anne McClain, está siendo investigada por acceder a una cuenta bancaria de su expareja, la militar Summer Worden, durante su estancia en la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés), en el que sería el primer delito perpetrado en el espacio.

Worden y McClain se encuentran inmersas en un proceso de separación y custodia por su hijo de 6 años desde hace casi un año. Por eso Worden se extrañó cuando comprobó que McClain sabía de sus movimientos bancarios. Tras preguntar, su banco le respondió que había accesos con su usuario desde ordenadores de la agencia espacial estadounidense, la NASA, informa el periódico The New York Times.

McClain, que pasó seis meses de misión en la Estación Espacial Internacional, ha reconocido a través de su asesoría legal que accedió a la cuenta desde el espacio, pero asegura que simplemente lo hizo para controlar las cuentas de la pareja, aún relacionadas con las suyas.

Fue entonces cuando Worden presentó una denuncia ante la Comisión Federal de Comercio y su familia presentó otra ante la Oficina de Inspección General de la NASA acusando a McClain de robo de identidad y acceso inapropiado a los registros financieros privados de Worden. La Oficina de Inspección General de la NASA se ha puesto en contacto con ambas.

Este fin de semana, tras la publicación de la noticia en The New York Times, McClain ha publicado en su cuenta de Twitter un mensaje en el que asegura que no ha hecho nada ilegal y que tenía permiso para acceder a esa cuenta.

There’s unequivocally no truth to these claims. We’ve been going through a painful, personal separation that’s now unfortunately in the media. I appreciate the outpouring of support and will reserve comment until after the investigation. I have total confidence in the IG process.

«No hay nada de cierto en estas acusaciones. Estamos pasando por una dolorosa separación personal que ahora por desgracia está en los medios de comunicación. Valoro el apoyo que he recibido y me reservo cualquier comentario hasta que termine la investigación. Tengo confianza total en el proceso de la Oficina de Inspección General», ha explicado.

Por el momento, la NASA se ha limitado a destacar los logros de la carrera de McClain y ha subrayado que no comenta cuestiones personales. «La teniente coronel Anne McClain ha desarrollado una carrera militar, ha volado en misiones de combate en Irak y es una de las astronautas más importantes de la NASA. Lo hizo muy bien en su última misión NASA en la Estación Espacial Internacional. Como con todos los trabajadores de la agencia, la NASA no comenta cuestiones personales», ha señalado un portavoz de la agencia espacial en declaraciones al portal space.com.

McClain se incorporó al programa de astronautas de la NASA en 2013 y pasó 204 días en el espacio en su última misión, entre diciembre de 2018 y junio de 2019 con la Expedición 58/59. En la misión realizó dos paseos por el espacio.

Según el Tratado y principios de las Naciones Unidas sobre el espacio ultraterrestre que rige en la ISS los astronautas que cometan delitos en la estación serán juzgados según las leyes de su país.

Fuente: Elpaís