El presidente de la Corte visitó el juzgado de GEJUAS de Familia

Esta mañana, en el edificio del Palacio de Justicia, el presidente de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, Jorge Nanclares, y el juez Julio Gómez visitaron los juzgados de Gestión Judicial Asociada (GEJUAS) de Familia, puestos en funcionamiento hace un tiempo.

En diálogo con la prensa, Nanclares destacó que la implementación de ese tipo de juzgado es la continuidad de una reforma iniciada en lo Civil y que en breve será aplicada a los proceso laborales.

Por otra parte, señaló que la intención es que la justicia adopte el formato virtual; para ello, deben realizar aportes tecnológicos y las contrataciones correspondientes. En esa línea indicó que espera que en 2020 los expedientes tradicionales desaparezcan.

Por su parte, Julio Gómez destacó que la expectativa es mejorar el servicio de justicia al que acude la sociedad y recalcó que desde el punto edilicio se ha rediseñado todo para que la atención -tanto a profesionales como público en general- sea más sencilla.

Gómez detalló que desde la delegación de la Segunda Circunscripción Judicial les informaron que se han procesado novecientas cuestiones de naturaleza civil en una semana, lo que da la pauta de la cantidad de movimiento que tiene el juzgado.

Añadió que faltan designaciones de carácter judicial en relación a magistrados (hay dos en San Rafael, uno en General Alvear y otro en Malargüe) y funcionarios; en tal sentido indicó que la aspiración es contar con otro más en San Rafael, aunque ello depende de decisiones financieras que deben adoptar los demás poderes de la provincia.

El funcionario destacó la importancia que tiene la presencia de un juez ya que a partir de la implementación del nuevo Código se oraliza el proceso de familia y se concentra su actividad en la materia.

A su vez el delegado de la Corte, Darío Bermejo, indicó que en material civil se realiza un promedio de 158 procesamientos al día; detalló que hay un porcentaje muy grande relacionado con lo urgente que no se cuenta (tutelar, violencia familiar) y esperan obtener resultados similares en lo familiar, es decir bajar el tiempo de demora de seis años a seis meses.