El juicio a Luciano Cabral tiene fecha

El tribunal integrado por Julio Vitar, Ariel Hernández y Carlos Alberto Parma dispuso ayer la fecha en la que será juzgado el ex futbolista de Argentinos Junios y Atlético Paranaense (Brasil), Luciano Cabral. El alvearense está acusado junto a tres personas más de matar a golpes a Joan Villegas (27), hecho que ocurrió la madrugada del 1 de enero de 2017 en el vecino departamento.

Este viernes por la mañana, en Tribunales, se realizó la audiencia preliminar para fijar la fecha del juicio oral, que se desarrollará desde el 15 de mayo hasta el 24 de ese mismo mes. La audiencia, llevada a cabo en la primera Cámara del Crimen de San Rafael, duró alrededor de cinco horas.

Cabral está acusado, junto a su padre José Cabral (42), Axel Olguín (20) y Brian Santana (18), de matar a golpes a Joan Villegas (27). Los cuatro, enfrentan cargos por homicidio agravado ya que participaron menores.

Uno de los momentos más tensos se vivió cuando el tribunal integrado por Julio Vitar, Ariel Hernández y Carlos Alberto Parma se disponía a deliberar para resolver un planteo formulado por la defensa; en ese momento, Cabral se levantó y pidió hacer uso de la palabra. “Se lo digo mirando a los ojos: yo no maté a tu hijo. Sé que tiene un dolor muy grande pero le puedo mirar a los ojos y decir que no lo maté”, le expresó a la madre de Villegas.

Mari Gualpa lo interrumpió en su relato y le dijo: pero mirame a los ojos”, cerrando con la frase “ya vamos a ver en el juicio”.

Tras el escueto diálogo los jueces intervinieron para indicarle a Cabral que no continuara, puesto que ya llegaría el momento de exponer todo en el debate; incluso, el abogado defensor Tíndaro Fernández le pidió que se llamara al silencio, algo que no logró ya que el jugador siguió diciendo “quiero que esto termine cuanto antes”.

Única objeción

Durante la audiencia hubo una sola objeción y fue planteada por la defensa de Cabral, que pidió eliminar la declaración que dio Luciano a la fiscalía ya que consideró que se violaron los derechos constitucionales, al no informarle previamente al imputado todas las pruebas que había en su contra.

Luego de dos horas de deliberación, los magistrados resolvieron no hacer lugar al planteo y la declaración se incorporará como prueba en el juicio.

Desde la defensa respetan la decisión pero se reservaron el derecho de apelarla.