El IVA y alimentos no incluidos en Precios Cuidados presionan sobre la inflación de enero

Este rubro está mostrando un incremento superior al 5% en las tres primeras semanas del mes.

A pesar de las medidas que tomó el Gobierno para tratar de contener las expectativas inflacionarias, muchos productos de consumo masivo -en especial aquellos que no están dentro del Programa de Precios Cuidados- registraron subas por encima de lo esperado. También impactó la reinstauración del IVA en muchos productos de la canasta básica. Entre las mediciones sobre el índice de precios, los alimentos y bebidas acusaron subas del 5,5% en promedio, durante las tres primeras semanas de enero, según un relevamiento privado.

Desde la consultora Seido, que proyecta una inflación general acumulada del 3.3% para enero, aseguran que los aumentos de los alimentos y bebidas picaron en punta. «Registramos una suba acumulada del 5,5% en este rubro y dentro de él, los panificados, cereales y pastas subieron un 5,6%, las carnes 4,3%, los aceites y grasas 10%, los productos lácteos y huevos un 6,7%, las frutas un 8%, las verduras un 11% y las infusiones un 13,8%», contaron en la consultora.

Ecolatina, por su parte, señaló que, en la primera quincena del mes los precios crecieron 3,2% con respecto al mismo período del mes anterior. «El principal motivo de la desaceleración fue el retroceso de Atención médica y gastos para la salud, por el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y los laboratorios. Mientras tanto, el rubro con mayor dinamismo fue alimentos y bebidas, que se incrementó por la suba en carnes, frutas y verduras», consignó la consultora en un informe reciente. Y precisó: «esperamos que los aumentos se aceleren ligeramente en las últimas dos semanas del mes, haciendo que enero concluya con una inflación del 3,4%».

En otra magnitud, dado que son relevamientos de una canasta alimenticia (y no un índice de precios), las subas en los productos básicos también se hicieron evidentes. Es el caso de los artículos medidos por la entidad Consumidores Libres.

“Lamentablemente, los productos siguen aumentando, a pesar de la nueva implementación de Precios Cuidados. Por ejemplo, la carne picada común incluída en el programa nacional tiene una suba del 19,13%. A su vez, el té de una conocida marca tuvo un incremento del 12,71%, y el pollo tuvo un aumento del 11,69%”, cuenta Héctor Polino, titular de esa asociación.

Otro relevamiento que observó importantes remarcaciones  es IPC Online que releva precios en Bahía Blanca. Detectó, durante las tres primeras semanas del mes, una suba del 29,88% en el vacío; 21,32% en el arroz blanco;: 19,18% en el pan rallado; 19,16% en la mermelada; 11,32% en el pollo y 11,24% en el aceite de maíz, entre otros.

Según este sondeo, también se encarecieron las infusiones: el té, 5,89% y la yerba, 15,46%. También la harina 13,43% y los quesos, 7,58% en promedio.

El economista Juan Ignacio Paolicchi, de la consultora Eco Go, explica que «pese al tipo de cambio estable y a las tarifas congeladas, la ausencia de una referencia nominal como puede ser un acuerdo de precios, en simultáneo con una política monetaria que no termina de ser contractiva, logran que no se estabilice la inflación».

Según los registros de esta consultora que estima una suba del 3% para este mes, «alimentos crece un punto por encima de la inflación, justamente por la remoción del IVA y también porque frente a un eventual acuerdo de precios y salarios, las empresas (que tienen una demanda más inelástica como son los alimentos) se empiezan a cubrir», explicó el analista.

«Puede ser que en enero se estén percibiendo subas, debido al movimiento de algunos productos más la vuelta del IVA, pero se trata de los coletazos de los aumentos que hubo (y muy fuertes de hasta un 60%) en el segundo semestre del 2019», explica Alberto Guida, titular de CADAM, la cámara que agrupa a los Distribuidores Mayoristas y provee a almacenes y autoservicios. «Pero, en general, las empresas proveedoras están más bien expectantes de cómo transcurre enero. Hay mucho recaudo y no se ven aumentos directos de fábrica porque las ventas siguen planchadas», opinó el dirigente.

También los supermercados -involucrados directamente en el programa de Precios Cuidados- tienen esa impresión de la industria. Aunque, por las dudas, están atentos a denunciar cualquier exceso. En plan de dar señales, esta semana, Carrefour, por ejemplo, comunicó la renovación de su plan «Precios Corajudos», una promoción que congela los precios de hasta 1.300 productos por tres meses.

Fuente. Clarín