,

El increíble error de Dibu Martínez contra Manchester United: se le escurrió la pelota y sufrió una dura revancha

Cristiano Ronaldo había lanzado un mensaje en la semana a modo de ultimátum. El crack portugués no pretende pasar su días en un equipo que deambule por el quinto o sexto puesto de su liga.

Manchester United pareció tomar nota del reto de su líder que se perdió el partido porque arrastra una lesión en la espalda. Salió con todo a jugar en la cancha de Aston Villa y enseguida logró el premio de ponerse en ventaja.

Pero más allá del juego ambicioso del conjunto del alemán Ralf Rangnick, fue determinante un error de cálculo del arquero argentino Emiliano Martínez para la apertura del marcador.

Iban 8 minutos y el United disponía de un tiro libre desde la izquierda. Todo hacía suponer que llegaría el envío aéreo para los zagueros que habían subido o para la potencia del uruguayo Edinson Cavani.

El portugués se acomodó con un toque corto para acercar hacia la zona de peligro y sacó el latigazo. No tenía potencia ni dirección suficiente para inquietar al arquero de la Selección Argentina. Pero el pique previo y la posición de Cavani que pudo haber dificultado su visión, generaron un error insólito de Martínez.

Se le escurrió la pelota de las manos: quiso embolsarla, le rebotó en el pecho y se metió entre medio de sus piernas para el 1-0 de los Diablos Rojos.

Más allá del grosero error del argentino, Aston Villa, que tuvo como titular también al argentino Emiliano Buendía, mejoró y equilibró las acciones. Pero cuando mejor estaba jugando y hacía méritos para empatar, llegó un nuevo golpe, otra vez con el sello de Bruno Fernandes.

El francés Morgan Sanson falló un pase atrás en la salida de los locales y Manchester no perdonó para aumentar la cuenta a los 22 minutos del complemento con un ataque feroz.

Fernandes recibió el toque profundo de Fred y antes de que pudieran cerrarlo sacó un bombazo impresionante que se calvó arriba. Esta vez, nada pudo hacer Dibu.

Parecía que el asunto estaba liquidado. Pero la Premier siempre ofrece sorpresas.

Se armó un partidazo de ida y vuelta. porque Aston Villa no bajó los brazos. Más aún cuando alcanzó el descuento con un disparo a colocar de Jacob Ramsey a 13 del final.

El local consiguió un click determinante con el ingreso de Philippe Coutinho. El brasileño, ex Barcelona, saltó a la cancha e hizo su debut cuando el United festejaba el segundo. Cambió el partido.

Y coronó su feliz estreno con el toque al gol para el 2-2. En el festejo del empate y a 100 metros del festejo de Coutinho, Dibu Martínez se abrazó a los hinchas locales en un necesario desahogo tras el error inicial.

La igualdad fue un premio para la insistencia del Aston Villa y un castigo para un Manchester United que fue de mayor a menor, arrancó con autoridad, logró aumentar la cuenta pese a no merecerlo y se desinfló en un par de minutos.

Lo advirtió Cristiano Ronaldo en la semana. Y el equipo le dio la razón con otra actuación decepcionante.

Con esta igualdad, Manchester United está séptimo en la Premier con 32 puntos, fuera de la zona de clasificación a las copas y a 24 puntos del líder, Manchester City. Aston Villa, en tanto, suma 23 unidades.

El antecedente

El penal errado de Bruno Fernandes en septiembre de 2021 frente al Dibu. Foto ReuterEl penal errado de Bruno Fernandes en septiembre de 2021 frente al Dibu.

No es la primera vez que Bruno Fernandez y Dibu Martínez fueron protagonistas de una acción decisiva. Aunque ahora se invirtieron los roles. Y el portugués disfrutó de una revancha.

En septiembre de 2021, se vieron las caras en Manchester, donde Aston Villa sostenía un triunfo valioso que corrió riesgo en el último instante cuando el árbitro cobró un penal para los locales.

Allí apareció el show de Dibu. Venía de mostrar credenciales en la Copa América, claro. Y lo repitió en la Premier con una larga charla en la que parecía pedirle a Cristiano Ronaldo que se encargara de la ejecución. En ese juego dialéctico, demoró las acciones y agrandó su confianza.

Fue Bruno el que se hizo cargo. Y la pelota salió alta, por encima del travesaño.

Todo se coronó con el festejo del argentino, con un bailecito provocador de cara a la hinchada del United.

El fútbol da revancha, dicen. Y cuatro meses después de aquella acción, Dibu lo sufre en carne propia. Más allá de que el resultado final terminó dejando con mejor gusto al arquero.

Fuente: Clarin

 

Please follow and like us: