El gobernador busca mayor coparticipación para Mendoza

El ministro de Hacienda de Nación y los de las provincias, se reunirán el 14 de febrero en Buenos Aires para hablar sobre la coparticipación que les corresponderá en 2017.

 Según informa Marcelo Sivera a través de diario Los Andes, desde el gobierno de Alfredo Cornejo buscan una buena relación con el presidente Mauricio Macri para reducir el déficit fiscal, disminuir la presión impositiva y simultáneamente encarar un replanteo de la coparticipación federal. La reforma impositiva global contemplará modificaciones –aún por acordar– en Ingresos Brutos, impuesto considerado “distorsivo”, aunque sea el pilar fundamental de los ingresos propios de las provincias.

 Cabe señalar que para que una nueva ley de coparticipación tenga plena vigencia, debe ser aprobada tanto por el Congreso Nacional como por los de cada una de las legislaturas provinciales. No obstante, será necesario un consenso aún no alcanzado por los legisladores.

 Las provincias que no adhieran a ese cambio de la ley, seguirían teniendo el reparto actual de la coparticipación, mientras que las que sí lo hagan podrán acceder al nuevo régimen. Todo hace pensar que Mendoza es una de las provincias que llegarían a un acuerdo en este sentido.

 Dado que en Buenos Aires gobierna la macrista María Eugenia Vidal, el presidente podría favorecer a esa provincia por sobre las demás, puesto que al igual que Mendoza, habría también acuerdo en su legislatura sobre la nueva normativa.

 Cornejo, al igual que Vidal, considera que hay una “histórica postergación en la distribución per cápita de la coparticipación y de la licuación de un Fondo del Conurbano Bonaerense con techo y sometido a la inflación”. Es por eso que cree que a Mendoza le favorece este replanteo que haría el presidente respecto de Buenos Aires. Luego de ésta, Mendoza es la provincia más desfavorecida en el reparto per cápita. Además, el gobernador mendocino impulsa que el Fondo del Conurbano no sólo se actualice, sino que se amplíe a las cinco ciudades más pobladas del país, entre las que está el Gran Mendoza.

 La evolución de la coparticipación en los últimos años:

 Durante los cuatro años del gobierno del radical Roberto Iglesias –tres con déficit y uno equilibrado– la coparticipación significó entre el 32 y el 45 por ciento del total de los ingresos de la provincia.

 Con el radical Julio Cobos (tres años con superávit y uno con déficit) la llegada de la coparticipación ocupó entre el 37 y el 41 por ciento de los recursos con los que contó la provincia de Mendoza.

 Con el peronista Celso Jaque que tuvo cuatro años con déficit fiscal, la Nación entregó del 35 al 41 por ciento de los ingresos económicos de la provincia.

 Con el peronista Francisco Pérez, hubo –a pesar de su claro lineamiento con el gobierno de Cristina Fernández en la Nación– cuatro años con déficit. La llegada de fondos de coparticipación cayó año tras año del 36 al 28 por ciento.

 Con el radical Alfredo Cornejo, hubo un déficit en su primer año de mandato y aún no es alentador lo proyectado para el segundo. En 2016 se mantuvo el 28 que dejó Pérez. Sin embargo Cornejo, el ex senador Ernesto Sanz y los gobernadores Gerardo Morales (Salta) y Ricardo Colombi (Corrientes), recibieron informes promisorios para lo que llegará en 2017.

 Por otra parte, hay expectativa por modificaciones en la ley de responsabilidad fiscal. En este sentido, habrá el jueves una reunión del Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal, del que participarán funcionarios del ministerio del Interior y del de Hacienda con representantes provinciales. Analizarán proyectos de una nueva ley con exigencias en materia de déficit y de gasto en todos los distritos. El entendimiento actual vence el próximo 31 de marzo.